Esta despampanante mujer ha mejorado con el paso del tiempo. De la candidez de sus primeras fotos, momento en el que confesó preferir el sexo sin palabras y la ginebra sin excesos, regresó en la segunda oportunidad más arrebatadora que nunca. Con una figura torneada por sus dos pasiones, el yoga y el ejercicio, para ella no fue un impedimento estar casada con el exfutbolista y empresario Lucas Jaramillo. Además, lo hizo después de haber tenido a sus dos hijos.

En esa edición, la 163, se lanzó a crear un test para los lectores, al que llamó “¿Qué tan mal polvo es usted?”. No tuvo compasión al cuestionarlos si eran de los que tratan de emborrachar a una mujer para llevarla a la cama. Y con humor los puso en evidencia: ¿Sus calzoncillos están rotos y tienen manchas de Clorox?”. Una bella con inteligencia.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.