Añoraba Colombia, las mañanas de los Farallones de su Cali natal, la imponencia de los Llanos y la insólita belleza de Taganga, pero en esta nueva escala europea podía mantenerse fiel a una máxima que la obsesionaba desde que la aprendió de Julia, su personaje en el filme Es mejor ser rico que pobre: “Solo se puede ser libre donde no se tiene historia”.

En el cuestionario, la actriz y modelo reveló sus cosas favoritas:

–¿Un sonido?

–El de la risa.

–¿Una canción para enamorarse?

–El bolero La gloria eres tú.

–¿La película más vista?

–París-Texas.

Creía que la felicidad es una actitud ante la vida, que la peor mentira es creerse poseedor de la verdad y en la importancia de nunca dejar de probar cosas nuevas.

SoHo pronosticó que su pasión y energía inagotable la llevarían a coronar sus objetivos en el cine y acertó. Hoy es tan famosa en España que difícilmente podría irse a danzar sola a un sitio público, sin inhibiciones, como en aquella noche de comienzos de 2002.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.