Imágenes Relacionadas

Myhixel

Es un dispositivo creado para el control de la eyaculación precoz, que brinda una experiencia de penetración realista al mantener una temperatura cercana a la del cuerpo humano. Se acompaña de vibraciones con fines terapéuticos que se registran en su celular a través de una aplicación en la que su información es anonimizada. Así, lleva registro de su progreso en el del sistema de entrenamiento dirigido, que le propondrá ejercicios. Según el grupo de sexólogos que lo creó, con el uso del aparato y su programa es posible triplicar el rendimiento sexual de cualquier hombre.

desde 209 dólares.

Svakom Siime Eye

Este impresionante avance tecnológico cuenta con una cámara en la punta y conexión a internet. No en vano ha sido llamado el sex selfie stick, por su capacidad para tomar fotos instantáneas y grabar videos durante su uso. El cuidadoso diseño de sus funciones ayuda a alcanzar el anhelado orgasmo femenino, gracias a que imita casi a la perfección las subidas y bajadas del ritmo natural de las relaciones sexuales. Así, mientras que ella se masturba, usted desde cualquier rincón del planeta puede observar sus juegos íntimos.

199 dólares.

Sqweel

Es uno de los mejores simuladores de sexo oral para mujeres. Aunque, si se es lo suficientemente creativo, también lo puede disfrutar para estimular por ejemplo el perineo, los testículos o el frenillo. Para ellas es interesante utilizarlo para los pezones y el clítoris, siempre con un poco de lubricante íntimo y combinado con otros estímulos como caricias y provocaciones. Aunque puede producir una suerte de rivalidad –porque es como competir contra diez lenguas que no tenemos–, realmente vale la pena tenerlo en la mesa de noche.

desde 65 dólares.

Nalone Rhythm

Quizás ya se imagina de qué se trata. Es un vibrador hecho en silicona lisa, que se enciende con el sonido de la voz, activando unos comandos de movimiento que estimulan, tanto interna como externamente, las zonas erógenas de la mujer. Cuenta con siete modos de oscilación, y la novedad es que también funciona siguiendo el ritmo de la música que ponga. Aquí sí podemos decir que el vallenato y su cadencia tienen un efecto más excitante que el blues o las baladas. Las condiciones y los decibeles los pone usted, pues es un aparato silencioso, recargable e impermeable.

116 dólares.

Lovense Max

Es un increíble masturbador para hombres que se conecta vía Bluetooth al teléfono celular e incluso lo puede manejar su pareja, ya sea que esté a su lado o a miles de kilómetros de distancia. La aplicación permite regular la velocidad, movimientos y presión sobre el pene. Resulta aún más interesante tener una videollamada para hacer del encuentro algo no tan virtual y más real. Claro que, si lo prefiere, úselo sin conectarse a un dispositivo. Aunque su apariencia no es muy llamativa, que sea tan sencillo lo hace agradable.

199 dólares.

Lovense Lush

Es un juguete muy pequeño y con un increíble poder de vibración. La mujer puede dejarlo dentro de su vagina –se quita fácilmente sin riesgos de que se quede allí adentro– mientras usted con su teléfono celular podrá elegir el programa de oscilación que más le guste a ella, y gracias a la curva del aparato acariciar suavemente el punto G. Además con su batería recargable, asegura dos horas de diversión continua. Al estilo de las películas puede activarlo mientras cenan en un restaurante, o en el almuerzo dominguero en casa de los suegros. Sin duda, muy excitante.

desde 119 dólares.