El Manto de la Virgen es la cascada más alta del municipio, dividida en dos secciones de caída que juntas suman 180 metros.
El Manto de la Virgen es la cascada más alta del municipio, dividida en dos secciones de caída que juntas suman 180 metros. | Foto: Esteban Vega La-Rotta.

Estilo de Vida

6 cascadas de Colombia que tiene que visitar

Por: SoHo

Colombia es destacada por sus impresionantes destinos turísticos y siempre tiene algo nuevo por conocer.

El país cafetero es uno de los destinos turísticos con mayor diversidad tanto en culturas, especies, como en increíbles paisajes que siempre aguardan por turistas que descubran la magia que aguarda allí.

La ubicación geográfica del país favorece a la región pues cuenta con varios tipos de clima, en los que se puede encontrar una gran variedad de destinos para todos los gustos, pues en el país hay desde climas cálidos en zonas tropicales, de playa, como zonas de páramo y hasta nieve.

Otro de los grandes atractivos que tiene Colombia, es su amplio potencial hidríco, puesto que tiene acceso a dos mares y cuenta con más de 50 ríos en todo el territorio nacional. Sin embargo, esas no son las únicas posibilidades que hay en Colombia para los fanáticos acuáticos.

Además de los impresionantes ríos que tiene Colombia, el país cuenta con una gran cantidad de cascadas que son un importante atractivo tanto para los viajeros relajados como para los más aventureros. Estas son algunas de las mejores cascadas que podrá encontrar en distintas regiones del país.

La Periquera

El nombre que recibe ese atractivo ubicado cerca a Villa de Leyva en Boyacá, se lo debe a las aves de la especie perico que habitan la zona.

Esta cascada es la primera de un grupo de 7 que provienen del río La Cebada y es la más grande de todas, pues tiene una altura de más de 15 metros, que termina en un pozo para los bañistas. El lugar es ideal para caminatas ecológicas, para el rapel o el torrentismo.

Juan Curi

Santander es uno de los departamentos con más variedad de ríos y cascadas que se destacan en el listado. Para empezar está la cascada Juan Curi situada a 22 kilómetros de San Gil, vía Charalá. Este majestuoso lugar está en un bosque selvático que se puede recorrer hasta llegar a la impactante cascada.

Aunque cualquiera puede visitarla, esta es la preferida de muchos deportistas extremos pues tiene una altura de 200 metros, por lo que es una de las más extremas del país.

Salto del Tequendama

Esta podría ser las más misteriosa y aterradora de todas. Siendo la más cercana a la capital del país, el Salto del Tequendama está ubicada en el municipio de Soacha y mide 139 metros de altura, por lo que se impone a la vista de cualquiera.

A diferencia de muchas otras, en esta no se puede practicar ningún deporte por las condiciones climáticas y la forma de la cascada. Sin embargo, lo que podría destacarse como lo más interesante del lugar es la gran cantidad de historias a su alrededor.

Junto a la cascada hay un hotel que ahora funciona como museo y allí aguardan todas las historias de la antigüedad bogotana. No obstante, algunas de las historias que tiene el lugar no son las más agradables, pues este lugar ha estado lleno de tragedias por los suicidios que se han dado.

Además, en los últimos años ha estado en recuperación pues, también se ha destacado por la gran cantidad de contaminación.

La Guagua

Este lugar está en el Huila, más exactamente en la vereda el Blanquecino y es un sitio especial para los opitas pero también es gran anfitrión para cualquier turista. La cascada que tiene 20 metros de altura termina en 2 pozos de más de 2 metros.

Salto de Bordones

También en el Huila, se encuentra otra de las cascadas más imponentes, pues su 400 metros de altura la respaldan. El atractivo turístico se encuentra en el Parque Nacional Natural Puracé cerca a San Agustín.

Por su impresionante altura, del agua de este lugar solo se puede disfrutar al final y si la lluvia lo permite, pero en general la vista desde el mirador es impresionante.

Cascadas de Payandé

Cerca al municipio de Payandé en el Tolima, esta maravilla recibe a cientos de turistas que buscan disfrutar de un lugar rodeado de naturaleza. Allí hay zona de camping y por supuesto los bañistas pueden disfrutar de un chapuzón.

turismoColombiaViajes