Nun holding hands together, praying to God, unrecognizable face. She is wearing a white surgical face mask.

Entretenimiento

Ella es la «sexy» monja que dejó su hábito para ser webcamer

Por: SoHo

De monja a enfermera «sexy» y modelo «webcam». Así es la espectacular mujer que ha estado enamorando a más de uno.

Ser monja no es solo una decisión que algunas mujeres escogen tomar, pues para serlo se necesita tener devoción y sentir un compromiso enorme, por eso, así como les pasa también a algunos hombres que deciden ser curas, muchos abandonan el camino religioso por no sentirse completamente seguros de querer seguir esa vida.

Aunque las razones por las que algunas deciden dejar los hábitos son muy diversas, existe un caso bastante particular aquí en Colombia con una mujer que ha empezado a tener reconocimiento en redes sociales. Se trata de Yudy Pineda, quien en sus redes sociales muestra una imagen muy alejada de lo que se podría pensar de una mujer que en algún momento quiso ser monja.

En sus redes sociales cuenta con miles de seguidores que están detrás de ella por su impresionante belleza. Su historia no es nueva, pues en 2020 le dio una entrevista a la periodista y actriz de contenido para adultos conocida como Amaranta Hank, en la que habló precisamente sobre su deseo de ser monja desde muy pequeña, pero que con el paso de los años cambió.

Tal como declaró en ese diálogo, Yudy Pineda quedó impresionada desde muy niña con el trabajo que hacían las monjas, pues de hecho estudiaba en un colegio católico de Urabá, región donde nació y se crió. “Me enamoré de la vocación de las monjas que me daban clases y decidí irme con ellas... quería ser como ellas... porque se veían como tan puras... yo dije: ‘Quiero estar con ellas, quiero vivir con ellas, quiero tener esa vida’”, expresó la mujer que hasta sus 18 años estuvo segura de seguir ese camino.

Dejó los hábitos para ser webcamer

Durante toda su adolescencia estuvo dedicada a Dios y a las labores que le encargaban las monjas siendo una jovencita muy devota. Sin embargo, cuando cumplió 18 años en las clases de catequesis conoció a un profesor que la deslumbró y comenzó a cuestionarse sobre seguir siendo monja.

A pesar de que el atractivo profesor fue el que la hizo dudar de su devoción a la iglesia, luego conoció el mundo del webcam y ahí fue donde encontró su verdadera pasión. Por lo anterior, abandonó su deseo de ser monja y empezó en esa industria para darse a conocer.

Ahora con 31 años, Yudy ya ha logrado posicionarse como una sexy modelo, pero también ha incursionado en la industria del ‘nopor’. No obstante, dice que Dios está con ella, pues aunque ya no es monja ni quiere serlo, sigue siendo creyente. “A las personas que me critican mucho les digo, no importa a qué me dedico, pero Dios siempre va conmigo, así sea una actriz, una modelo, me esté masturbando, Dios siempre está conmigo”, menciona la mujer que en sus redes también muestra que estudió enfermería.

Modelo webcamSexy