1. Fallon parecía destinado a convertirse en el rey de los talk shows y la comedia. Una serie de presagios lo hicieron pensar así: en su anuario de octavo, un profesor le escribió que en unos años iba a “reemplazar a David Letterman en su popular show nocturno”, lo que en efecto sucedió en 2014. Y otra: cuando era apenas un niño se obsesionó con los sketches del programa Saturday Night Live que le grababa su padre y que Fallon representaba a su manera, junto a su hermana Gloria, para hacer reír a la familia. En 1998, a los 23 años, entró al programa de humor como actor invitado, y un año más tarde ya hacía parte del elenco principal.

2. Es probable que usted no pare de reírse con concursos como el Lip Sync Battle (en español, algo así como “batalla de labios sincronizados”) del Tonight Show de Fallon, en el que las celebridades invitadas compiten haciendo mímica de canciones como si, en efecto, estuvieran cantándolas. Lo que seguro no sabe es que la relación de Fallon con la música va mucho más allá: no solo toca la guitarra desde los 13 años, sino que ha lanzado dos álbumes (The Bathroom Wall y Blow Your Pants Off). Con este último, ganó en 2012 un premio Grammy al mejor álbum de comedia y se dio el lujo de cantar junto a estrellas como Bruce Springsteen y Paul McCartney.

3. Uno de los mejores momentos del Tonight Show fue cuando la espectacular Nicole Kidman le confesó al aire que él le gustaba. La historia es la siguiente (y está en YouTube, por si acaso): una vez, de paso por Nueva York, Kidman le pidió a un amigo en común que los presentara. Ambos —Kidman y su amigo— acabaron en el apartamento de Fallon, quien, intimidado por semejante mujer, no dijo una sola palabra durante toda la tarde. “Hasta pensé que eras gay”, le dice la espectacular australiana en el programa mientras él, entre nervioso y divertido, se retuerce en el piso de la risa… o del arrepentimiento, vaya uno a saber.

4. En 2004, decidió probar suerte en el cine. Primero protagonizó una película llamada Taxi, junto a la actriz Queen Latifah, que recibió una avalancha de malas críticas; un año más tarde, le pasó lo mismo con Fever Pitch, en la que actuó con Drew Barrymore (quien, por cierto, es una de sus mejores amigas). Luego de esos tropiezos tuvo un periodo difícil, en el que se adentró en el alcoholismo, hasta que conoció el éxito al meterse de lleno a la televisión. Fallon participó en más de una decena de películas que pasaron con más pena que gloria.

5. Durante su etapa como actor de cine conoció a su esposa, la guionista Nancy Juvonen, con quien se casó en 2007. La pareja duró muchos años tratando de tener hijos, pero, como les resultó imposible, decidieron usar un vientre de alquiler para traer al mundo a sus dos niñas: Frances Cole y Winnie Rose.

6. Fallon ha escrito cinco libros, dos de ellos para niños. El último, Your Baby’s First Word Will Be Dada (La primera palabra de tu hijo será papi), lo publicó el año pasado la editorial Feiwel & Friends y de inmediato se ubicó en el puesto cinco de los más vendidos del periódico USA Today. Y aunque Fallon se esforzó mucho por enseñarle a su primera hija la dichosa palabrita, al final del libro deja claro que fracasó en el intento: por supuesto, la pequeña Winnie dijo primero “mamá”.

7. “De niño quería ser cura”, confesó en una entrevista. “Me encantaba la Iglesia, amaba la idea de ser parte de ella y el sentimiento que me producía ir a ese lugar”. No es broma: Fallon solía acompañar a misa a su abuelo todos los días en la madrugada. “En ese entonces pensé que tenía el llamado”, reveló. Hoy no le queda tiempo de pisar una iglesia, aunque sigue siendo un buen creyente. O eso dice.

8. Su primera aparición en televisión —antes de entrar a Saturday Night Live— fue un breve papel secundario en la serie Spin City, que entonces protagonizaba Michael J. Fox (el inolvidable Marty McFly de Volver al futuro, ¿se acuerda?). Fallon apareció en el segundo capítulo e interpretó a un vendedor de fotografías que —también, sí— pasó con más pena que gloria.

9. En 2001, Fallon sirvió como modelo para una campaña del prestigioso diseñador Calvin Klein. Hace poco, cuando invitó al programa a Jamie Dornan (el actor que interpretó en el cine a Chrsitian Grey, el de las 50 sombras), sacó el tema en la entrevista, pues el británico también fue imagen de Klein. La comparación hizo que el público estallara en una sola carcajada (las mujeres seguramente entienden mejor por qué), aunque lo cierto es que a Fallon no hay que restarle méritos: en 2002, la revista People lo eligió como uno de los 50 personajes más churros de la televisión.

10. Desde que está al aire con su Tonight Show, hace poco más de dos años, Fallon es el rey de la audiencia en Estados Unidos, por encima de presentadores de otros famosos talk shows, como Stephen Colbert (el de The Colbert Report) y Jimmy Kimmel (Jimmy Kimmel Live!). El capítulo en el que apareció el polémico magnate y precandidato presidencial Donald Trump, por ejemplo, y en el que Fallon lo imitó cara a cara, alcanzó casi los cinco millones de espectadores. Por si fuera poco, su canal en YouTube tiene más de diez millones de seguidores y su cuenta de Twitter está cerca de los 60 millones. Para que se dé una idea de lo impresionante de estas cifras, la cuenta de Kimmel en Twitter llega apenas a los 11,5 millones.