Le tenemos un plan diferente para Semana Santa: cabaret. Y no cualquiera. Este de Diabolique Cabaret promete mucho. Se trata de “Mandinga: un grito de libertad”, un performance de tres actos dirigido por Hellvira y conducido por Don Profano.

Es una reivindicación a sus héroes olvidados y a sus razas oprimidas. Una celebración al cuerpo, a la identidad, a la raza y por supuesto a la libertad. Todo esto contado desde la perspectiva siempre sagaz y fresca del Diabolique Cabaret y con un casting de performers oriundos de la ciudad.

Se presentan el viernes y sábado santo en Casa Museo La Presentación. Arranca a las 9:00 p.m. y se acaba a la 1:00 a.m. La boleta cuesta $60.000 e incluye un coctel. De verdad, no se lo puede perder.

 

Sobre Diabolique Cabaret

Por si no había escuchado hablar de Diabolique Cabaret es un proyecto de performance experimental con danza, teatro y burlesque, que explora temas como el erotismo y la libertad sexual de la mujer.

Ya cumplen tres años con esta propuesta y en este tiempo han hecho cuatro temporadas en Cine Tonalá, Casa Ensamble y Focus Teatro. Además, se han presentado en todo tipo de festival desde el IndieBo hasta el Kuir Fest. Ah, y si el nombre ya le sonaba es porque seguro las ha visto en El Coq, VideoClubX, Billares Londres, Floyd y Salón Amador.

También debería leer: