Frente a la cámara de Alberto Newton se transformaron: Antonio Navarro Wolf, quien cambió su prótesis por la pata de palo de Jack Sparrow, protagonista de Piratas del Caribe. El entonces candidato a la Presidencia Antanas Mockus lució su barba estilo Abraham Lincoln. Sergio Cabrera esta vez se dejó dirigir, y al igual que Leonardo Di Caprio, le susurró a Catalina en la proa del Titanic: “Trust me”. Y Jean Claude Bessudo no tuvo que pintarse las canas para emular a un Richard Gere, un poco más viejo, en la ya legendaria cinta Pretty Woman.