Hombre sentado revisando su plan de viaje con su maleta al lado
Man holding a map with backpack, camera and a smart phone in a train station | Foto: Getty Image

Viajes

Vida de mochilero: mitos y verdades de viajar ligero

Por: soho.co

Tenga en cuenta esto antes de lanzarse a vivir una experiencia que le permitirá ver el mundo de otra manera

Viajar es una de las actividades más placenteras y, además, en lo que mejor se podría invertir el dinero. Conocer nuevos lugares y personas, probar otro tipo de comidas, vivir nuevas experiencias, entre otras cosas, son algunas de las razones para tomar su maleta y comenzar a recorrer algunos rincones del mundo que, quizá, le puedan cambiar la vida y hasta dejarle una que otra enseñanza en el camino. Eso sí, tenga cuidado, porque esto no es tan sencillo como lo pintan, por lo que es mejor que tenga en cuenta algunos mitos y verdades antes de arrancar.

Mitos

Entre algunos de los mitos que debe sacarse de la cabeza es que necesita ir acompañado. Viajar solo le permitirá vivir una experiencia única, pues podrá enfocarse en lo que más le gusta hacer a usted sin depender de nadie más y determinar el rumbo por el que quiera seguir, incluso si ya tiene un mapa en su cabeza. Además, el estar solo también lo obligará a abrirse a los locales, o a quienes vayan en su mismo plan, y conocer nuevas personas.

Hombre en medio de un viaje
Hombre de viaje con su mochila | Foto: Getty Image

Otro de los mitos que existen alrededor de este tipo de viajes es que los hostales no aguantan para pasar la noche. Nada de eso, también se pueden encontrar este tipo de lugares a muy buen precio, bastante limpios, cercanos a los destinos turísticos que quiera visitar y hasta en algunos podrían ofrecerle desayuno. Por lo tanto, no los descarte.

Ahora bien, esto no es para cualquiera. Recuerde que para irse de mochilero es clave tener las ganas de vivir una aventura, por lo que si la mayoría de sus viajes han sido con amigos o con su familia a disfrutar de un hotel con todo incluido, lo mejor es que lo piense bien, pues puede que se convierta en una experiencia no muy gratificante.

En cuanto al dinero que necesitará, deje de creer que llevando lo justo y necesario será lo mejor para no gastar plata. Lo mejor es siempre tener una reserva en caso de algún inconveniente; por esto, no olvide meter ese billetico de alta denominación en algún lugar de su maleta o billetera, y tener una que otra tarjeta de crédito para cualquier contratiempo.

Por último, no se rompa la cabeza creyendo que para mochilear necesita de, precisamente, una mochila. En muchos países sirve más una maleta de ruedas para mayor comodidad que una con la que termine con la espalda rota al final del viaje o arrastrándola porque ya no da más.

Mujer corriendo en medio de una estación de tren con sus maletas
Mujer corriendo a lo largo de una plataforma de tren | Foto: © 2017 Willie B. Thomas

Verdades

Pero bueno, ahora hablemos de algunas de las verdades que no puede pasar por alto para que este viaje que está a punto de emprender no lo agarre en reversa.

En primera instancia, investigue bien lo que exigen para entrar a cada uno de los países que piensa visitar. Hay uno en los que podría necesitar visa o ponerse alguna vacuna. Además, revise bien el clima al que deberá enfrentarse en cada uno de los destinos para llevar la ropa adecuada y, por si acaso, empaque una de esas baterías portátiles, un mapa y la copia impresa de sus tiquetes y reservas de hotel.

Ligado a esto, cuando se encuentre en el proceso de empacar su maleta, lo mejor es que guarde espacio para otro par de zapatos, si su viaje se va a extender por más de dos semanas. Por lo general, mochilear también implica tener que caminar bastante, y lo último que quiere es lastimarse uno de sus pies y tener que gastar dinero comprando otros.

Por otro lado, no se apresure en salir corriendo a coger el primer vuelo que le aparezca sólo por el hecho de que va en búsqueda de una aventura. La verdad es que no hay nada mejor que tener una ruta trazada, así como algunos hospedajes pagados. Esto le ahorrará una dormida en algún lugar incómodo, lo cual podría hacerlo perder tiempo, pues, sin duda, necesita descansar bien para no quedarse corto de energía en la mitad del viaje.

Hombre de viaje en Osaka, Japón
Hombre de viaje en Osaka, Japón | Foto: Getty Image

En cuanto a la comida, trate de llevarse algún alimento de su tierra natal o que le guste. Puede que haya ciudades donde la comida no le caiga bien o no encuentre algo para consumir, por lo que estas reservas pueden llegar a ser de gran ayuda en este tipo de situaciones.

Y para cerrar, una verdad que le gustará. Mochilear es una muy buena forma de ahorrar dinero y será muy distinto a esas vacaciones en las que usted quiere que lo atiendan de la mejor manera, comer en los mejores restaurantes y transportarse en taxi todo el tiempo.

Esto no quiere decir que deba privarse de sus gustos por no gastar de más, pero en cuanto a comer rico se trata, no es necesario entrar a los restaurantes más finos, pues vivir la experiencia de probar los sabores de la calle será inigualable. Eso sí, tenga bien presente la resistencia de su estómago antes de mandarse a probar algo desconocido que sienta que lo hará pasar más tiempo en un baño de lo que tenía planeado.

ViajesEntretenimientoMochilero

Contenido Relacionado