Si a usted le cortan el pene lo mínimo que quiere es que esa persona vaya a la cárcel. Pues no sólo pusieron en riesgo su vida, sino además, su sexualidad quedó en el pasado. Sin embargo, el caso de Lorena Bobbit es diferente. Esta mujer fue declarada inocente después de 22 años, a pesar de haberle cortado el miembro a su marido. (Ari Nagel el donante de esperma más buscado por las mujeres)

Lo más seguro es que usted esté pensando que John Bobbit, un hombre fuerte y musculoso fue la única víctima, pero no es así. Este soldado del Ejército de la Marina de los Estados Unidos, se había acostumbrado a maltratar y violar a su pareja durante mucho tiempo. 

Según declaraciones del jurado, Lorena actuó con ira y los médicos consideraron que tuvo una perturbación metal. Por eso, cuando ella sintió que su marido estaba borracho y quería violarla de nuevo no encontró otra salida que cortarle el miembro por la mitad. (El hombre que deberá tatuarse todo el pene por salud)

John Bobbit cuenta que pensó en suicidarse después de perder la funcionalidad de su pipì.

Gracias a la rapidez de los médicos a John le pudieron reconstruir su pene. No lo perdió. Pero su función no es la de antes, no puede tener relaciones sexuales y mucho menos erecciones. Pero aun así empezó a trabajar como actor porno y la prótesis que utilizaba en las películas lo hizo tan famoso que todos los medios estadounidenses querían entrevistarlo. 

En la actualidad, Lorena está casada, tiene una hija de 10 años y fundó Lorena‘s Red Wagon, una fundación dedicada a la violencia doméstica. John sigue dedicado al cine porno y aunque ha dicho que ha buscado a su exesposa para hablar y decirle que no la odia, ella no quiere saber nada de él. (DoubleDickDude: El hombre que tiene dos pipís funcionales)

John Bobbit ahora es actor porno y asegura que aunque perdonó a su exesposa, nunca la olvidará.