Anna está a punto de cumplir 25 años, estudia comunicación y le encanta el maquillaje, la moda y los accesorios para el pelo. Alejandra tiene 32, trabaja y estudia. Las dos son de Medellín y podrían pasar desapercibidas pero no lo hacen: son una pareja que se conoció por medio de Tinder y después de dos años de relación decidieron abrir un canal en YouTube, llamado Cual Pingüinos, para mostrar a sus ocho mil seguidores que las parejas homosexuales tienen una vida como cualquier otra.

(Entrevista a Ana Pacheco, exguerrillera de las Farc)

La historia de su relación es particular. Cuando Anna descargó Tinder pensaba que se trataba de una red social para ver fotos y decir si le gustaban o no. Coincidió con Alejandra, empezaron a hablar y solo dos meses después se conocieron en persona. Desde entonces son inseparables.

La gran mayoría de sus videos relatan sus experiencias como pareja y desmitifican las creencias arraigadas -y no siempre muy positivas- que se mantienen en el país en relación con las relaciones homosexuales entre mujeres. Alejandra y Anna le contaron a SoHo cómo les ayudó conocerse, cómo sucedió, por qué decidieron abrir un canal en YouTube y por qué muchas de las ideas que se tienen sobre las lesbianas no son más que mitos.

¿Se hubieran conocido si no existiera Tinder?

Alejandra: No, imposible. Anna era heterosexual y al momento de conocernos llevaba cinco años de relación con un chico. Además, vivíamos en lugares muy separados de la ciudad. Anna tiene 25 años y yo voy a cumplir 33. Nuestro círculo de amigos son diferentes, los lugares a los que salíamos eran diferentes. Anna estudiaba en otra universidad.

Anna: No, aunque si nos hubiéramos visto yo creo que igual le hubiera coqueteado, pero creo que no hubiera trascendido. Ella no me hubiera permitido conocerla más a fondo porque yo tenía novio.

Yo creo que el chat también le permite a uno ser más arriesgado. Uno dice todo lo que piensa y si no se conoce pues no pasa nada. Entonces creo que esa conexión no se hubiera dado o por lo menos no como fue.

¿Había tenido experiencias por Tinder antes?

Alejandra: Muchos compañeros me habían contado que habían usado la aplicación y yo estaba sola, entonces decidí descargarlo. Pensé que el único riesgo era que me saliera una loca y yo ya había salido con muchas sin necesidad de aplicación. Yo no estaba buscando pareja, en realidad quería conocer gente. No me fue mal, pero las personas que conocí fueron amigas y nada más.

¿Hay alguna diferencia entre conocerse por medio de una aplicación o en persona?

Alejandra: Si yo hubiera conocido a Anna en persona, sabiendo que tenía novio, no me hubiera atrevido a nada con ella. Seguramente seríamos muy buenas amigas. Pero el factor que en ese momento me funcionó es que se quitan muchas restricciones que uno normalmente tiene en la vida real. Si yo conozco a alguien con pareja, obviamente jamás voy a salir con ella. Yo he sido muy respetuosa del tema de las relaciones, como en ese momento yo no estaba buscando nada serio y ella tenía novio, entonces me  di la posibilidad de conocerla como seguramente en otro ámbito no hubieran sido.

¿Por qué abrir un canal en Youtube?

Alejandra: Por lo general cuando Anna tiene una idea, la saca adelante como sea. Yo trabajo en comunicación desde hace varios años y tengo poco tiempo. Ella venía diciéndome que abrieramos el canal, yo decía que sí pero me hacía la loca. Empezando el año ella me dijo que ya estaba decidido lo del canal. Tendría contenido LGBT y mostraríamos nuestra vida como un ejemplo para aquellos que creen que no podemos llevar una vida normal siendo gays.

Yo tengo un sueño muy social, de poder generar cosas para poder ayudar a otros. Cuando Anna me contó su idea me gustó mucho. También fue algo personal porque una vez ella me dijo que siempre había querido estar en YouTube y generar contenido. "En este momento me siento muy orgullosa porque si hay algo por lo que quiero que me conozcan es por la capacidad que tengo para amarte". Creo que me enredó (risas) pero ese es el verdadero motivo: Lo hicimos para mostrar que hay opciones diferentes de vida.

Desde que empezamos con el canal hay jóvenes que nos han escrito historias muy pesadas. Yo creo que desde ese canal generamos un cambio bonito, les podemos mostrar que tenemos un hogar, que tenemos unos gatos, que yo trabajo y Anna estudia. Que tenemos una vida como cualquier otra persona que puede ser buena, exitosa, que puede ser una relación intelectual y no le quita nada el hecho de la persona de la que se enamore. De ahí nace el canal.

Anna: Hace muchos años quería ser reconocida y vi en YouTube esa oportunidad. Me preguntaba cuál sería la razón por la que la gente me reconocería si todo lo que hago lo sé hacer como la mayoría de las personas.

Entonces noto que de todas las relaciones que he tenido, fracasadas o no, yo siempre he amado y lo hago bien. Cuando llega Aleja a mi vida me doy cuenta que una relación no solo se trata de dar amor, sino también de recibirlo y que es algo que hacemos muy bien, amarnos, pero que lastimosamente no es algo que sucede siempre.

Con el tema de ser gays también nos vemos que hay una posibilidad de mostrarle a la gente que no solamente podemos amar sino que podemos amar bien entre personas del mismo sexo.

Nos encontramos con que hay un montón de gente que le gusta que estemos juntas y celebran el amor. De hecho nos escribía una chica lesbiana de Antioquia que no podía tener su relación aquí y se tuvo que ir a España. Entonces también es algo de activismo para que toda la comunidad LGBTI se vea reflejada y vea que tenemos derecho y somos parte de la sociedad.

¿Qué tal ha las ha recibido la gente?

Alejandra: Ha sido muy tranquilo. Quizá porque el canal, aunque ha crecido mucho, aún no es muy grande. Sabemos que van a llegar comentarios difíciles de personas que se tapan detrás de su pantalla, por ahora la mayoría de comentarios han sido muy positivos y hay muchas personas que nos cuentan sus historias.

Cuando llegan comentarios de odio lo hemos sabido manejar. Yo vengo de una familia cristiana y creo que si alguien tiene como desarmar argumentos cristianos contra nosotras, soy yo. Hay personas que nos dicen que vamos a ir al infierno por lesbianas, entonces yo ya tengo claro qué responder. Yo creo mucho en Dios y en la misma biblia de la que ellos sacan contenido para odiar a los demás, Dios dice que no podemos juzgar, que no deberíamos mirar la paja en el ojo ajeno cuando tenemos una viga en el nuestro, también dice que no hay  nada más grande que el amor. Uno de los mandamientos de él es amar a tu hermano como a ti mismo.

¿Qué esperan alcanzar con su canal?

Alejandra: Yo estoy segura que va a llegar muy lejos porque estamos hablando de un tema que mucha gente necesita saber.

Mitos y verdades de una relación lésbica:

En una relación entre dos mujeres, una es el hombre:

Alejandra: La verdad es que no funciona así. Realmente lo que pasa en una relación de chicas es que cada una tiene su propia personalidad. Ese es un mito que hay que quitar porque es como decir que nosotras necesitamos suplir el rol del hombre y eso no sucede. Yo estoy con Anna porque es una mujer y ella está conmigo porque yo soy una mujer.

Sin embargo, gracias a Dios en el tema de la diversidad hay parejas femeninas que si les gusta que una cumpla el rol masculino. Pero no es nuestro caso.

Anna: Eso es totalmente falso. Hay parejas que sí cumplen con ese rol masculino femenino, pero muchos de esos casos están relacionados con el transgenerismo, son chicas que quieren hacer la transición de ser mujer a hombre. En la mayoría de parejas homosexuales que conozco eso no pasa.

(Iván Ramiro no se calla nada. Entrevista con uno de los ídolos más grandes del fútbol colombiano)

En una relación entre mujeres siempre hace falta un hombre:

Anna: Yo creo que, va a sonar muy egocéntrico, pero en una relación heterosexual hace falta que le metan una mujer y salga el hombre (risas). No, realmente no es necesario, hablando del aspecto netamente sexual yo he conversado con Aleja y con mis amigos heterosexuales y gays que yo creo que los cuerpos están diseñados para que el sexo sea homosexual. Si tu miras el punto G de los hombres está en el recto y las mujeres tenemos el clítoris en una parte donde el hombre no alcanza estimular por medio de la penetración, entonces tiene que hacerlo con las manos o practicando sexo oral. Mis amigos se ríen de mi teoría.

Las mujeres son lesbianas porque no han conocido al hombre indicado:

Alejandra: Falso. Anna viene de una relación heterosexual de más de cinco años. Yo también llegué a salir con chicos. Entonces no aplica.

Tampoco estamos juntas porque nos haya ido mal en el amor con los hombres, ni hemos sido maltratadas. Realmente nosotros venimos de familias con hombres que nos quieren mucho y no hemos sido abusadas, lo digo porque muchos creen que eso es lo que nos hace lesbianas. Entonces, no es que el lesbianismo haya sido una salida fácil para nosotras.

El día que nosotros nos comprometimos, un conocido le escribió a Anna "ay que rico, te comprometiste ¿cuándo salimos los tres?". A la mentalidad masculina parece que le es muy difícil aceptar que dos chicas estamos bien sin un hombre.

Anna: Hay mujeres que son lesbianas y nunca han estado con un hombre y tampoco han tenido la necesidad de hacerlo. Pero eso es como decirle a un hombre heterosexual que no le gustan los hombres porque no ha estado con uno. No tiene ningún sentido.

Yo sí estuve con un hombre y también fue un detonante el tema del mal sexo, pero para terminar mi relación, no para empezar a salir con mujeres. Yo pude comparar y me gustó más con las niñas pero no es un genérico. Creo que no se trata de ser lesbiana por nunca haber estado con un hombre, sino de nunca haber estado con un hombre por ser lesbiana.

Las mujeres lesbianas son menos femeninas:

Anna: No, yo soy una princesita. Depronto si hay mujeres que están más relacionadas con eso que socialmente llamamos masculinidad. Pero hay de todo. Yo soy una mujer muy femenina, me encanta el maquillaje, me encanta todo lo que esté relacionado con el cabello, extensiones, pintármenlo. Yo paso el 90% de mi día viendo YouTube y gran parte de ese 90 es viendo cosas relacionadas con belleza, moda y temas muy femeninos.

Las mujeres lesbianas odian a los hombres:

Alejandra: Realmente nosotras amamos a los hombres. Obviamente hay muchos casos y la gente se encontrará muchas historias. Pero tengo primos y familiares cercanos con los que llevo una muy buena relación.

Yo tengo un concepto del hombre que es muy bonito porque han sido respetuosos y cariñosos. Anna, por su parte, tiene un amor idílico por su papá y por sus hermanos por su forma de ser con ella. Cuando ella le contó a su papá él le dijo "bueno mija, yo la amo así". Por eso, es imposible decir que los odiamos. Una cosa es decir que no nos gustan para tener una relación y otra es decir que los odiamos.

Anna: No, es imposible. Yo creo que las personas que odian a los hombres es porque tuvieron un detonante. No conozco a nadie que odie a un hombre pero si alguien lo hace seguro es por algún precedente incómodo que tuvo, algo muy grave como abuso o violencia.

¿Qué pregunta te tiene cansada?

Alejandra: Una de las que no soporto es: ¿cuál de los dos es el hombre? y la otra está relacionada al tema de los tríos. La gente se interesa mucho por cómo vivimos el sexo. Es una falta de respeto y de imaginación porque cómo es que no te puedes imaginar ¿cómo dos mujeres se dan placer mutuamente sin necesidad de un tercero? Puede sonar feo pero yo creo que si te preguntas cómo tienen sexo dos mujeres puedes ir a una página porno y ahí lo puede ver, mucho más exagerado, pero se encuentra.

Anna: El tema de los tríos realmente me parece irrespetuoso, abusivo, quienes lo hacen me parece que tienen poca capacidad de amar, pienso que cuando una persona quiere hacerlo carece de amor propio y de amor para dar.

Las otras son las de "quién es el hombre de la relación" y yo entiendo que muchas personas tienen curiosidad y me parece chévere que por medio del diálogo uno pueda desmitificar muchas cosas pero también es triste que en la sociedad aún estén presentes esas ideas.

(Roy Barreras sin Barreras: una entrevista a calzón quitado)

Lo dejamos con tres videos recomendados por Anna y Alejandra:

1) Mamá, papá, tenemos que hablar:

2) Por qué se celebra el día del orgullo gay

3) Propuesta de matrimonio a Alejandra: