Estatua tumbada de Gonzalo Jiménez de Quesada
Universidad del Rosario
Gonzalo Jiménez de Quesada Universidad del Rosario | Foto: Clara Moreno Ch.

Opinión

El anacronismo de la historia

Por: Cristian Torres Rodríguez

“Uno no puede ponerse del lado de quienes hacen la historia, sino al servicio de quienes la padecen”

Este artículo no hablará sobre la despedida de la Reina Isabel II, aquí se le permitirá descansar en paz. Su imagen impresa en los billetes y monedas de las libras esterlinas, además de cuantas estatuas, bustos, pinturas, murales y hasta su nombre en clínicas, colegios, calles y demás si estuvieran en Colombia, tendrían el riesgo de desaparecer.

Un primer ejemplo, Roy Barreras senador y presidente del Congreso se ha incomodado con una pintura al interior del Capitolio Nacional, la juzga de ser misógina y racista, tiene razón y, prometió cambiarla. Una reforma simbólica para el aplauso de las mayorías electorales, pero al tiempo puede ser un desconocimiento hacia las minorías que aprecian el valor de la memoria y del registro de la historia. ¿Qué hacer? Es la historia, el reflejo de lo que se ha superado para que no repita... Como corresponde, el senador fue buscado para esta columna, sin la suerte de su respuesta.

“Uno no puede ponerse del lado de quienes hacen la historia, sino al servicio de quienes la padecen” dijo el filósofo y escritor Albert Camus. Vaya uno a ver…

La ministra de cultura Patricia Ariza quien confirma para esta columna en SoHo que esta entidad cambiará el nombre a Ministerio de las Culturas, las Artes y los Saberes al ser preguntada sobre si está bien remplazar las obras de arte, estatuas o monumentos que aluden a la memoria histórica o, en su lugar, preservarlas y construir otras que representen a esas comunidades que han sido agredidas o que reclaman voz, responde que no está bien la pregunta, porque son las comunidades las que deben responder, dice la ministra pese a que gobierna...

Sin embargo, “hay unas opiniones por supuesto también muy respetables de valoración de ese mural, entonces yo pienso que se pueden construir otros murales. Eso es lo importante, aprovechar esta discusión para hacer una gran campaña muralística que reivindique a las mujeres, que reivindique también al arte, eso es lo que yo creo”.

¿Cómo el arte puede contribuir con fortalecer a todas las voces pese a los hechos del pasado y así tener a todos contentos? “Nunca estarán todos contentos, eso es imposible. El estado de ánimo también es una diversidad. Tiene que haber un gran estímulo y una libertad creadora para tener la posibilidad de ver todas las imágenes y todas las obras de arte”, considera la funcionaria.

Juan Carlos Flórez, reconocido y consultado historiador dice para este escrito en SoHo que “Hay figuras que a lo largo de en un tiempo extraordinario que asombraron a la humanidad, la impresionaron, pensemos en el caso de Julio César (emperador romano) que vivió hace más de 2000 años, cuando usted abre los libros de historia encuentra que a Julio César se le achaca haber cometido un genocidio de galos (habitantes de Galia) en el actual territorio de Francia, antes eso se celebraba como valentía, como audacia, como gran conquistador. Hoy se reconoce que fue un hombre muy importante, pero también se aclara ese tipo de cosas”, recuerda Flórez.

¿Entonces, tumbar estatuas? “Soy de quienes creen que derribando estatuas pudiéramos cambiar el pasado y hacer un presente mejor, quizás habría que hacerlo, pero infortunadamente no es así. Yo creo que tendríamos que señalar al lado de estas estatuas qué es lo que significan, una suerte de aclaraciones, quiénes fueron estos personajes” comenta Flórez quien fue concejal de Bogotá y pone de ejemplo a Salamina (Caldas) que cumple 200 años, donde ilustra que en el municipio hay arquitectura republicana y no por esa herencia colonial habría que destruirlo, como tampoco a todas las ciudades que han sido fundadas por conquistadores.

“Somos un país plurinacional, tenemos más de 60 lenguas indígenas, somos un país bilingüe y no por el inglés, sino por las lenguas indígenas, entonces si es un cuadro que está en un lugar público y es portador de un racismo extremo, pues ese cuadro puede estar acompañado de nuevas pinturas, tenemos diversos pintores, pintores indígenas, pintores de origen afrocolombiano. Yo llamaría a enriquecer ese legado. No creo que sea arrasando con los vestigios” puntualiza Flórez.

Como dijo Franklin Delano Roosevelt, presidente de Estados Unidos durante la segunda guerra mundial y el único presidente que gobernó a ese país por cuatro periodos: “La nación que destruye su suelo, se destruye a sí misma”.

Venga le digo

Si usted es de los que llena el álbum Panini de la Copa Mundo, reciba este consejo económico. Compre el libro de pasta blanda ($5.000), compre una caja de láminas en un sitio reconocido, una gran superficie o farmacia importante ($364.000), le saldrán tan solo entre 10 y 20 repetidas por mucho y las que le falten, cómprelas sueltas en las calles, ($150.000), de manera que aliste $519.000 pesos colombianos aproximados y su álbum estará lleno para la historia y el recuerdo.

*Periodista

En Twitter: @cdtrnews

Columna de opiniónOpinión

Contenido Relacionado

Opinión

/ Por: María Lucía Banker

El ABC del orgasmo femenino

Opinión

/ Por: Cristian Torres Rodríguez

El anacronismo de la historia