Imágenes Relacionadas

Recomendado SoHo:
Una secuela muy digna, notable, que sin duda vale la pena ver y no dejar pasar, como ocurrió en 1982 con la original.
Calificación: 4/5

Precisamente en 1982 Ridley Scott apareció con una increíble adaptación del libro ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? bajo la manga. Era Blade Runner, la historia de un cazador de “replicantes” que pone en duda las ventajas de crear clones con consciencia de sí mismos. Una producción que se atrevió a prescindir del narrador y cambiarlo por unos silencios largos e intrigantes. Gracias a ello y otros riesgos tomados por Scott, esta cinta es considerada como la precursora del género ciberpunk, en la que el avance tecnológico y la baja calidad se mezclan en mundos distópicos. (Así se hizo Dunquerke)

Por eso, hacer la continuación de Blade Runner no era menos que un salto al vacío del guionista y director Denis Villeneuve. Sin embargo, y para sorpresa de muchos, este riesgo valió la pena. No es que alguien dudara de las capacidades de Velleneuve, nominado a los Óscar por su dirección de The Arrival, pero cumplir con las expectativas del fiel público ochentero no era tarea fácil.

Villeneuve logró llevar a los seguidores de Blade Runner al 2049, año en el que está ambientada la película, cuidando los detalles que Ridley Scott se había atrevido a dejar de lado para 2019 –año en el que se desarrolla la primera película–. Es notable la manera en la que Harrison Ford retoma el personaje de Rick Deckard 30 años después de su primera interpretación, y la aparición de Rachel, la hermosa réplica que enamora al cazador, interpretada por Sean Young en 1982. (Las 5 mejores películas de terror)

Eso sí, no espere un despliegue de acción sin pausa, tipo Mad Max, pues esta es una película de cocción lenta. Los pocos momentos de acción están separados por largas escenas repletas de silencios, situaciones románticas y escenarios que reflejan el triste futuro imaginado por el director. Así que debe ir preparado mentalmente para las dos horas y 43 minutos que dura la película.

A pesar de eso, o quizá por eso mismo, el riesgo que tomó el director, y obviamente el elenco, está a la altura del Blade Runner de los ochenta. Esta película es un ejemplo de que es posible reinterpretar los clásicos y adaptarlos a la actualidad, respetando la historia que los hizo inolvidables. Aunque la película retrata un futuro tenebroso, Velleneuve demuestra que no todo tiempo pasado fue mejor, pues esta versión de Blade Runner es comparable en calidad con su predecesora. Eso sí, si quiere entender esta última, es necesario que vea primero la de Scott. (Las mejores películas de ciencia ficción sobre el futuro)

Otros remakes de 2017

Línea mortal: Al límite


Director: Niels Arden Oplev
Cinco estudiantes experimentan cómo es la vida después de la muerte en este remake de la película de ciencia ficción y thriller psicológico del mismo nombre de 1990.
Calificación: 4/5

La bella y la bestia


Director: Bill Condon
Es el primer remake que Disney hace, con actores reales, de una de sus películas de dibujos animados. Cuenta la historia de una joven prisionera de un príncipe que, bajo un hechizo, es una bestia.
Calificación: 3/5

It (Eso)

Director: Andrés Muschietti
Basada en la novela homónima de horror de Stephen King, cuenta la historia de un payaso que aterroriza un tranquilo pueblo. La película original fue estrenada en 1990.
Calificación: 4/5