Este lunes Cristiano Ronaldo fue elegido por la FIFA como el mejor jugador de la temporada 2016-17. Tenía sentido: el crack portugués tuvo una temporada de ensueño ganando la liga española y la Champions League siendo, lejos, la figura de su equipo. El delantero recibió el premio en una gala plagada de estrellas celebrada en Londres. Sentado en la primera fila del teatro Palladium, a su lado estaba Georgina Rodríguez, su novia y Cristiano junior, su hijo de mayor de siete años. (El cóctel de Cristiano Ronaldo)

En esa misma fila también estaba Lionel Messi, cinco veces ganador del Balón de Oro y segundo en el listado de este premio. Y, aunque la rivalidad en la cancha de ambos jugadores no es un misterio, por fuera de ella pueden fácilmente ser amigos. Mucho tiene que ver Cristiano Jr. que varias veces ha confesado su fanatismo por el argentino.

Antes de iniciar la ceremonia, varios fotógrafos captaron el saludo entre ambos cracks y, en especial, el saludo entre Messi y Cristiano Jr. quien, con una sonrisa de oreja a oreja, le dio la mano al 10 del Barcelona. No es la primera vez que el niño se encuentra con su ídolo ya que es frecuente que asista a los eventos de su papá, Cristiano, en los que muchas veces también está Messi.

El más recordado fue hace dos años, en enero de 2015 previo a la ceremonia del Balón de Oro. Cristiano y su hijo estaban sentados esperando el inicio de la gala cuando apareció Messi. A junior se le iluminaron los ojos y fue a saludar al argentino quién, no dudó en saludarlo cariñosamente. En ese momento CR7 le dijo a Messi que su hijo se la pasa viendo videos y hablando sobre él. Este evento inclusive quedó registrado en la película oficial de Ronaldo, estrenada ese mismo año.

Cristiano Junior también tiene claro que, además de su papá, Messi es otro crack del fútbol mundial e inclusive tiene claro la cifra de balones de oro que ostenta. En una ocasión se lo hizo saber a su abuela, la madre de Cristiano, que le respondió que no quería saber nada de Messi. Un medio español registró ese momento.

Este fanatismo del niño ha servido para que la cordialidad entre los dos futbolistas sea buena y, aunque ninguno se confiesa amigo del otro, ambos no tienen problema en alabar del talento y las condiciones de su rival. Ellos mismos reconocen que no se odian y que eso más bien es un invento de la prensa. De lo que no hay dudas es que, aunque  Cristiano Junior admira a su papá, su verdadero ídolo se llama Lionel Messi. (Lo que en realidad piensa Cristiano Ronaldo de Lionel Messi)