Los jugadores de cartas

Paul Cézanne

250 millones de dólares

La familia real de Catar no tuvo problema con pagar un astronómico precio por esta obra del artista impresionista francés. La cifra está calculada entre los 250 y los 300 millones de dólares, sin que se sepa el monto final. La compra se hizo en 2011, pero fue solo a comienzos de 2012 que se conoció por medios internacionales. La pintura muestra a dos campesinos de la Provenza (en Francia) en medio de un juego de cartas. La imagen hace parte de una serie que hizo el artista sobre la misma temática, entre 1892 y 1895. La importancia de Cézanne es que constituye un puente entre el impresionismo decimonónico y el arte abstracto del siglo XX.

Las mujeres de Argel (versión O)

Pablo Picasso

179,4 millones de dólares

El 11 de mayo de 2015 se subastó esta obra por 179,4 millones de dólares. El comprador fue el exprimer ministro catarí Hamad bin Jassem. Al igual que Salvator Mundi, fue subastada en Christie’s de Nueva York. La pintura del artista español, padre del cubismo, pertenece a una serie de 15 pinturas y dibujos bajo el título Las mujeres de Argel. En general, la serie fue inspirada en el cuadro Mujeres de Argel, del artista francés Eugène Delacroix. Picasso siempre lo admiró e hizo la obra a manera de tributo. Otras 14 pinturas hacen parte de esta serie que se realizó entre 1954 y 1955.

Desnudo acostado

Amedeo Modigliani

170,4 millones de dólares

La obra (y toda la serie de desnudos) fue un encargo del poeta y marchante polaco Leopold Zborowski, quien le cedió su propio apartamento y le consiguió las modelos al artista italiano. Zborowski pagaba a Modigliani 20 francos por cada día de trabajo. La serie estuvo expuesta en París, pero tuvo que ser retirada por varias quejas de personas que pensaban que atentaba contra la decencia y la moralidad. Desnudo acostado se vendió el 9 de noviembre por 170,4 millones de dólares en el salón de subastas Christie’s de Nueva York. Se trata de un óleo sobre lienzo cuya fecha de creación se estima entre 1916 y 1918.

Tres estudios de Lucian Freud

Francis Bacon

142,4 millones de dólares

Se trata de un óleo sobre lienzo en tres piezas (tríptico). Fue subastada el 12 de noviembre de 2013 en Christie’s de Nueva York. Su autor, el irlandés Francis Bacon, fue un artista que plasmó en sus obras un estilo figurativo, con ayuda de la deformación de objetos. Se piensa que por las dimensiones del estudio de Bacon, no pudo haber hecho el tríptico al tiempo, sino pieza por pieza.

El grito

Edvard Munch

119,9 millones de dólares

La icónica obra del noruego fue subastada el 2 de mayo de 2012. Esta vez, la compra se hizo en la casa Sotheby’s de Nueva York. En total son cuatro versiones de esta obra, la que se ofertó en 2012 pertenecía a Petter Olsen, un noruego cuyo padre había sido vecino de Munch más de un siglo atrás. La obra muestra a un hombre preso de una angustia notable, y es un buen ejemplo del llamado expresionismo alemán. El paisaje es la interpretación que hace Munch de Oslo.  

Sin Título

Jean-Michel Basquiat

110,5 millones de dólares

Este cuadro sin título del artista afroamericano Jean-Michel Basquiat se subastó el 18 de mayo de 2017 en el salón Sotheby’s de Nueva York. Hace 30 años nadie creía que el legado de Basquiat trascendería debido a su muerte temprana a los 27 años por una sobredosis de heroína (aseguraba que ayudaba a fomentar su creación artística). En el lienzo se ve el rostro de un hombre hecho de trazos gruesos que se combinan con franjas de aerosol. La obra recuerda los inicios callejeros del joven, que se crio en las calles de Nueva York entre grafitis, rock y hip hop, la cultura subterránea de la que se nutrió durante su breve carrera.

Desnudo, hojas verdes y busto

Pablo Picasso

106,4 millones de dólares

Esta es la segunda subasta más costosa de una obra de Picasso en la historia. La venta se llevó a cabo el 4 de mayo de 2010 en el salón de subastas Christie’s de Nueva York. Picasso se inspiró, en el momento de hacer esta obra, en Marie-Thérèse Walter, quien en ese entonces era su amante. Este retrato hace parte de una serie dedicada a esta musa de Picasso, hecha en la época en que el artista se centró en hacer cuadros con matices románticos. Antes de ser vendida hizo parte de varias colecciones de arte, sin embargo solo fue expuesta una vez, en 1961.

Accidente de auto plateado (doble desastre)

Andy Warhol

105,4 millones de dólares

Es la única obra del icónico artista plástico Andy Warhol que se encuentra en la lista de las diez subastas más caras de arte. Se vendió el 13 de noviembre de 2013 en el salón de subastas Sotheby’s de Nueva York. Esta obra hace parte de la serie Muerte y desastre, que en general son trabajos a gran escala. Esta, por ejemplo, es de 2,43 metros de alto y 4 metros de ancho y recopila múltiples fotografías de accidentes automovilísticos (la técnica es serigrafía).

Enfermera

Roy Lichtenstein

95,37 millones de dólares

Fue vendida el 9 de noviembre de 2015 en Christie’s de Nueva York. La pintura fue hecha en el apogeo de la carrera de Lichtenstein (1964) y precisamente se inspiró en el estilo de la década de los sesenta. El artista es uno de los más celebrados de la corriente pop y navegó por el dibujo, la pintura y la escultura.

Muchacho con pipa

Pablo Picasso

104,2 millones de dólares

Se trata de la tercera subasta más costosa de una obra de arte de Picasso. La venta se llevó a cabo el 5 de mayo de 2004 en el salón de subastas Sotheby’s de Nueva York por 104,2 millones de dólares. La obra es un retrato de un delincuente que se hacía llamar Petit Louis en París y fue hecha en el periodo rosa del artista. Picasso tuvo dificultades en el momento de terminar la obra e incluso abandonó la empresa por un tiempo hasta que tuvo la inspiración necesaria para poder continuar.

También debería leer:

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.