Gustavo Petro
Colombian left-wing presidential candidate Gustavo Petro�s wife Veronica Alcocer gives the thumb up as she accompanies him upon their arrival at a polling station during the presidential runoff election in Bogota, on June 19, 2022. - Colombians vote for a new president in an election filled with uncertainty, as former guerrilla Gustavo Petro and millionaire businessman Rodolfo Hernandez vie for power in a country saddled with widespread poverty, violence and other woes. (Photo by Daniel MUNOZ / AFP) | Foto: AFP or licensors

Personajes

17 de diciembre de 2022

¿Verónica Alcocer candidata presidencial? Las otras esposas de presidentes en la política

En Argentina, Nicaragua, Panamá, en el mundo musulmán y hasta en Estados Unidos, las esposas de los expresidentes terminaron gobernando o intentando hacerlo. ¿Colombia entará en esa tendencia con Verónica Alcocer?

Para nadie era un secreto el carisma de Verónica Alcocer, la esposa del presidente Gustavo Petro, que si bien tenía fama de gruñona y tímida cuando fue primera dama en Bogotá, mostró otra cara en la campaña presidencial en la que la izquierda conquistó el poder.

Los bailes, las entrevistas y hasta la filtración de los videos de la campaña de Petro, demostraron que se metió de lleno en la contienda para que la tercera fuera la vencida en la conquista de la Presidencia. La sincelejana de 46 años y al mismo tiempo tercera esposa del hoy presidente, ha sido noticia durante los más de cuatro meses de gobierno por sus viajes internacionales, para muchos excesivos, pero ahora lo es por otro motivo.

Desde hace varias semanas ha crecido el rumor de que ella sería candidata presidencial para suceder a su esposo. Como Petro ha repetido en varias ocasiones que su mandato va solo hasta 2026 y volvió a decirlo en entrevista con SEMANA, algunos creen que su estrategia sería estar detrás del poder otros cuatro años eligiendo a Verónica como la primera mujer presidenta.

“Yo no estoy interesado en que un familiar mío sea candidato”, respondió Petro en entrevista con Vicky Dávila, que es la portada de la más reciente edición de SEMANA, sin embargo, el presidente fua ambivalente en los minutos que respondió sobre el tema; pues en otro momento aseguró que “le veía potencial” a ella, como otros líderes y apuntó: “No voy a interferir en decisiones de mi esposa, que son libres”. El presidente se salió finalmente del tema dejando aún más incertidumbre sobre su posición: “Déjame en mis silencios…”, le dijo a la directora de la revista.

De las esposas de Perón a la de Obama

La costumbre la trató de iniciar la entrañable Evita Perón, que con su trabajo social alcanzó inmensa popularidad entre los argentinos, al punto de convertirse en una de sus tantas leyendas. Eva María Duarte, su nombre de soltera, tenía el apoyo de los trabajadores y las mujeres para ser candidata en las elecciones de 1952, sin embargo, la oposición de los militares y la enfermedad que le quitó la vida un año después, le impidieron cumplir su propósito.

La nueva esposa de Perón, María Estela, alcanzaría el sueño no cumplido 22 años al ser elegida vicepresidenta al regreso del general a Argetina y tras su muerte un año después, asumiría como presidenta por dos años más.

Allá mismo, en Argentina, la historia de alguna manera la emuló Cristina Fernández de Kirchner, aunque su caso podría ser igual al que intentaría en Colombia el matrimonio Petro Alcocer. Cristina fue primera dama durante la presidencia de Néstor Kirchner de 2003 a 2007 y en el período siguiente asumió el cargo de su esposo para el período 2007 a 2015.

En Nicaragua, la situación actual es aún de mayor concentración del poder en la familia presidencial, pues a las acusaciones de que el régimen de Daniel Ortega se convirtió en una dictadura, se suma que Rosario Murillo, su esposa desde 1978, está en el cargo de vicepresidenta hace cinco años, después de haber ocupado el de primera dama en 2007 cuando el líder sandinista volvió al poder. La realidad de Nicaragua superó la ficción de ‘House of Cards’ en la que la pareja Underwood, Francis y Claire, se postulan juntos a la presidencia de Estados Unidos.

Mireya Moscoso, la única mujer presidenta de Panamá hasta la fecha, llegó al poder en 1999, 11 años después de que hubiera muerto su esposo Arnulfo Arias, expresidente de Panamá durante tres ocasasiones y quien era 45 años mayor. En el mundo musulmán, Benazir Bhutto lo hizo al contrario, fue primera ministra en 1988, 20 años antes de que su esposo Asi Ali Zardari asumiera el poder en 2008, un año antes de que a ella la asesinaran.

Por su parte, en Estados Unidos aún no se da la posibilidad de que una ex primera dama asuma el poder, pero podríamos no estar lejos de que ocurra. Hillary Clinton, la esposa de Bill Clinton fue quien estuvo más cerca de lograrlo en 2016, cuando la derrotó Donald Trump; mientras que para 2024 no se descarta la posibilidad de que Michelle Obama, esposa de Barack Obama, sea la candidata demócrata a pesar de que el presidente Biden ha dicho que tiene intenciones de reelegirse.

En Colombia, ese fenómeno lo veríamos para 2026, no sin que se desate toda una tormenta política en la oposición pero también dentro de los amigos del gobierno que aspiran a suceder al presidente Petro.

Michelle ObamaHillary ClintonCristina Fernández de KirchnerEva PerónVerónica Alcócer