Ovidio Guzman
Foto del momento de la frustrada captura de Ovidio Guzmán en octubre de 2019. | Foto: Ap

Personajes

6 de enero de 2023

Los hijos de narcos y su destino

Ovidio Guzmán, el recién capturado hijo de ‘El Chapo’, está entre los ‘delfines’ que siguieron los pasos de sus padres narcos. Otros se dedicaron simplemente a escribir libros o vender camisetas y unos cuantos terminaron exiliados o brutalmente asesinados.

Las calles de Culiacán, capital del estado de Sinaloa en México se convirtieron en escenario de balaceras, incendios y bloqueos en tierra, aunque también en ataques en aire por cuenta de un avión de Aeroméxico que resultó impactado por un disparo. La escena, increíblemente, no era ajena a los habitantes de esta zona del noroeste, pues en 2019 la ciudad había pacedido lo mismo y por la misma razón: la captura de Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín Guzmán Loera, alias ‘El Chapo’.

En ese entonces, Ovidio estuvo en poder de las autoridades por unas horas pero la violenta respuesta narco obligó a su liberación. En esta ocasión, el gobierno de López Obrador sí logró mantenerlo prisionero, pero la pregunta es por cuanto tiempo lo estará, pues el joven de 32 años fue llevado a la cárcel del Altiplano, la prisión de máxima seguridad (¿?) de donde escapó su padre en 2015.

El destino de los hijos de los narcotraficantes queda marcado para siempre, ya sea porque se convierten en ‘delfines’ que continúan con las actividades criminales de sus padres, porque son desterrados y obligados al exilio e incluso asesinados por macabros “ajustes de cuentas”.

Los 10 hijos de ‘El Chapo’

El ahora capturado Ovidio Guzmán fue acusado oficialmente por el Departamento de Justicia de Estados Unidos en 2018 de distribuir cocaína, marihuana y metanfetaminas en ese país, lo que implicará una extradición aunque no ‘exprés’, como aclaró el gobierno mexicano. La acusación estaba atada también a la de su hermano mayor Joaquín Guzmán, por quien se ofrece una recompensa de 5 millones de dólares.

Se estima que ‘El Chapo’ tuvo 10 hijos en sus tres matrimonios, agentes de las DEA que ha investigado a la familia de cerca aseguran que otros como Iván Archivaldo y Jesús Alfredo han logrado “ascender” en el Cartel de Sinaloa y hoy lideran el envío de cocaína a Estados Unidos desde Sinaloa.

Allá vive la mayoría de los 10 hijos del ‘Chapo’, entre ellos los que siguieron sus pasos en el tráfico de drogas: Joaquín, Iván, Jesús Alfredo y Édgar, este último asesinado durante una impresionante arremetida de uno de los carteles enemigos, cuyos sicarios dispararon en 500 ocasiones, según cronistas mexicanos, para asegurarse de asesinar a uno de los herederos de ‘El Chapo’ mientras estaba en un centro comercial.

El exilio de la familia de Pablo Escobar

Juan Pablo y Manuela son los nombres reales de los dos hijos del capo, aunque exiliados en Argentina se hacen llamar Sebastián y Juana Marroquín. Él se ha hecho millonario vendiendo camisetas, libros y hasta saludos suyos aprovechando la “fama” del líder del Cartel de Medellín. Ella, se enfrenta a la DIAN para no pagar una millonaria multa en Colombia por bienes que no declaró y que, ella afirma, no son de su propiedad.

En el caso de Juan Pablo o Sebastián, hoy de 45 años, su visibilidad ha sido mayor en Colombia no solamente por las recordadas llamadas entre padre e hijo en el Hotel Tequendama que hicieron caer al narco, sino por sus constantes visitas al país para promocionar sus libros e incluso para encontrarse con las víctimas que dejó su papás: entre otros, los hijos de Luis Carlos Galán y Rodrigo Lara.

‘El Mexicano’ murió con su hijo

De la vida de ‘El Mexicano’ se han conocido detalles por las series de televisión que se han rodado en los últimos años en Colombia, pues el narco solo concedió una entrevista en su vida, en la que quedó demostrado que lo suyo no era la oratoria, como sí lo pretendía Pablo Escobar, el capo que fue tan público que llegó incluso al Congreso de Colombia.

La historia, contada por la misma Policía, dirá que fue el 15 de diciembre de 1989 fue llegó el final de la dinastía de Gonzalo Rodríguez Gacha. En un operativo por tierra y aire cerca de Coveñas, dieron de baja a ‘El Mexicano’ y a su hijo Fredy de 17 años, mientras huían de una persecución que había comenzado en Cartagena por la delación de ‘El Navegante’, uno de sus hombres de confianza.

Previamente, ‘El Mexicanito’ como empezaba a conocérsele, había sido capturado por porte ilegal de armas, pero fue dejado en libertad increíblemente porque quienes lo acompañabana asumieron la responsabilidad sobre las armas que estaban en su poder.

La hija de Lehder

La historia de Mónica Lehder, hija del único narcotraficante del Cartel de Medellín que fue extraditado, es particular: conserva su apellido, tiene una vida pública, da charlas sobre el perdón y hasta hizo una amistad con Jorge Lara Restrepo, uno de los hijos de Rodrigo Lara, víctima de su padre.

Sin embargo y aunque ella lo visitó en varias ocasiones en la cárcel de Connecticut donde estuvo preso por 33 años, hoy la relación entre ambos parece distante. Lehder está en libertad desde 2020 en Alemania, de donde era su padre y según el abogado del confeso narco, le ha prohibido dar entrevistas a Mónica, pero “ella no ha obedecido”.

El heredero del Cartel de Cali

Son varios los hijos que tuvieron Gilberto y Miguel Rodríguez Orejuela, capos del Cartel de Cali. Los de Gilberto, quien falleció el 31 de mayo pasado, emitieron un comunicado advirtieron que emprenderán acciones legales contra quien publique fragmentos de las memorias en las que su papá venía trabajando desde prisión.

Pero tal vez el heredero más conocido de esa organizacón criminal es William Rodríguez Abadía, quien negoció con la justicia estadounidense su entrega y rebaja de pena por haber liderado la red narcotraficante hasta 2001. Además, ha sido el más activo haciendo revelaciones sobre el apoyo de sus familiares a las campañas presidenciales en 1994.

chapo guzmánPablo EscobarCarlos LehderGonzalo Rodríguez GachaNarcos colombianosMéxicoMiguel Rodríguez OrejuelaGilberto Rodríguez Orejuela