Puntos de carga

Carros

Se abren posibilidades para que los carros eléctricos se puedan cargar entre ellos

Por: Soho.co

Cargas en movimiento y carreteras que dan electricidad a los carros, son alternativas que se piensan para animar la industria de la movilidad sostenible.

Tener un carro eléctrico es un buen mensaje con el planeta frente a las amenazas cada vez más comprobadas que deja el cambio climático y al mismo tiempo son una inversión costosa porque su tecnología aún está lejos de ser masiva. Sin embargo, la principal limitante que existe para adquirir esta tecnología es la autonomía de los autos para moverse fuera de la ciudad en viajes largos, pues estos vehículos permiten una autonomía de entre 150 y 600 kilómetros.

Esto quiere decir que en esa distancia necesitan puntos de carga, conocidas en nuestro país como ‘electrolineras’ en alusión a las tradicionales gasolineras, sin embargo, su presencia por las carreteras del país aún es incipiente por lo que los usuarios de los carros eléctricos pueden terminar literalmente varados.

Ante ese panorama una alternativa que empieza a abrirse es el desarrollo de tecnologías que permitan la carga eléctrica entre los vehículos que van en camino y que se pueden “juntar” para que uno le suministre carga al otro a través de un sistema interconectado en la nube que informa el nivel de carga y la presencia de otros autos que puedan venderla.

“Un coche puede tener mucha carga y no necesitar ir muy lejos, y puede vender su carga a otro coche, así que hay un incentivo económico”, explicó a Techexplore el profesor Tamzidul Hoque, investigador que realizó el estudio sobre esta nueva invención. “El otro coche, que está recorriendo un largo camino, no tiene mucha carga, y tener que parar para recargar acortaría su viaje en varias horas”, agregó.

“Tendríamos un marco completo basado en la nube que analiza el estado de carga de todos los vehículos participantes en la red, y en base a eso la nube te dice: ‘Oye, puedes emparejarte con este coche que está cerca y compartir la carga’”, describió el profesor Hoque de la Universidad de Kansas en Estados Unidos.

La posibilidad para que se dé el abastecimiento en el camino, también implicaría que hubiera un vehículo de carga móvil en puntos estratégicos como autopistas y rutas concurridas que así como lo hace una grúa pueda prestar un servicio inmediato de recarga pero mientras ambos están en tránsito.

“En un momento dado una estación de carga móvil está viajando mientras otra está en la estación preparándose para el juego. Estas estaciones de carga móviles pueden repostar o reponer las baterías de varios vehículos simultáneamente”, contó Hoque que dio detalles además de cómo serían las baterías de estos autos para la carga en movimiento.

La carretera que carga vehículos eléctricos

Los fabricantes de carros eléctricos se piensan alternativas ante el problema de la escasez de puntos de carga o la demora para hacerla, que implica detenerse en el camino media hora o algunas horas. En el caso del grupo automovilístico neerlandés Stellantis, se ha creado la llamada Arena del Futuro, que es un pequeño tramo en el norte de Italia que tiene bobinas de recarga eléctrica incrustadas bajo el asfalto.

La estrategia, en este caso, es replicar el modelo que permitirá que los carros puedan andar sin gastar batería y recibir la electricidad de forma permanente desde el suelo.

La pregunta del millón es si los gobiernos harán los esfuerzos por instalar estos sistemas en las carreteras de los países o prefieran invertir en el establecimiento de más puntos de carga que es el principal cuello de botella en esta industria.

carros eléctricosMovilidad sostenible