Debo confesar que después de la primera temporada de Game of Thrones le perdí el hilo. No voy a decir que la serie sea mala o aburrida, simplemente por mi trabajo comencé a viajar cada fin de semana y los domingos me encontraba en carretera más preocupado por los trancones de la entrada a Bogotá, que por si los White Walkers aparecían en la subida de Villeta. (Lea también: Manual para el gamer virgen)

Esto hacía de mis lunes una pesadilla, pues todo el mundo en la oficina hablaba del episodio de la noche anterior, y como yo no lo había visto—, era literalmente el paria del grupo —No sabes nada, Jon Snow…—. (Lea también: Cómo escoger el mejor portátil entre las opciones del mercado)

Ese estigma de mirar con lástima a quién no sabe de que se está hablando se ha trasladado al mundo de los video juegos. Es increíble como cada lanzamiento se parece más a la premier de una película o serie de televisión, se vuelve tendencia en twitter, las personas los comentan en sus oficinas y se vuelven material obligado en las fiestas y reuniones sociales, —ya superen Guitar Hero y Mario Kart, por favor—. por eso que vamos a hablar de cuatro juegos que acaparan titulares y la atención de todo el mundo, ¿qué los hace tan buenos?, veamos.

Red Dead II Redemption. (Disponible para Ps4 y Xbox One)

Este juego está recién salido del horno y los gamers más fanáticos llevan esperándolo cerca de 8 años; al parecer no van a salir defraudados. Red Dead II parece una fusión entre Django Unchained con El Bueno, El Malo y El Feo. Es un Western en todo el sentido de la palabra, nada de zombies, nada de criaturas mágicas, pura acción del viejo oeste. Es tan real que no sólo se trata de duelos y robos al tren; hay que cazar animales y vender la carne, se puede ir donde el barbero y la relación con el caballo que nos lleva por todas partes se va desarrollando a lo largo de la historia. No sólo es un juego, sino todo un viaje en el tiempo en el que hay que pensar en cada detalle de la vida del protagonista, el ladrón Arthur Morgan. Un consejo, Arthur debe comer y dormir pero abusar de ambas cosas hará que se canse más rápido. ¡Ah! y no olvide darse una ducha de vez en cuando, pues la suciedad atrae animales y hará que la gente en los pueblos lo discrimine, —a ese nivel de detalle hemos llegado—.

Fifa 2019.(Disponible para Ps4, Xbox One, PC y Nintendo Switch)

Este es un viejo conocido de muchos jugadores. Las gráficas son impresionantes, el nivel de detalle fuera de toda escala y es tan divertido hacer plan para verse y jugar con sus amigos, como jugarlo con un extraño al otro lado del mundo —gracias a su modo multijugador—. Lo que realmente me impresiona de FIFA es que a diferencia de otros juegos de fútbol este es un simulador, es decir, todo se trata del realismo y la mayor cantidad de detalles. Si usted es de los que arregla el país y la selección Colombia con dos cervezas en un bar, este es definitivamente su juego. ¿Quieren saber qué tan serio se toman el asunto los creadores de Fifa 2019?  Visiten su sitio y vean como tienen un ranking de todos los grandes jugadores del mundo, con estadísticas, desempeño y análisis, todo para que sepamos elegir a la hora de armar nuestro equipo ideal.

Dragon Ball Fighter Z (Disponible para Ps4, Xbox One, PC y Nintendo Switch)

De una vez le advierto, va a poner cara de tonto cuando vea el tráiler —y bájele un poco al sonido pues su jefe lo va a mirar feo y su novia se va a replantear muchas cosas—. Dragon Ball Fighter Z es una joya para los fans, lo tiene todo desde la lucha en Namekusei, hasta las de Dragon Ball Super pasando por el torneo de Cell y la resurrección de Freezer. El mérito del juego radica en que lo vuelve a uno parte de peleas y presenta a rivales que ya conocemos bien. No sólo revive los combates más emblemáticos de las series —menos GT ¡gracias a Dios!—, sino que lo vuelve a uno parte de la acción y protagonista de una serie que ha entretenido a varias generaciones de fanáticos. Dragon Ball Fighter Z, el detector de ñoños —orgulloso de serlo—, más infalible de la historia.

God of War (Disponible solo en PS4)

En la antigua Grecia un guerrero llamado Kratos hizo un pacto con el dios de la guerra Ares, para poder ganarle a sus enemigos en combate. Esto hizo que el pobre Kratos se convirtiera en un esclavo de Ares, perdiendo su voluntad y libertad. Pero su historia no termina ahí pues en un ataque rabia Kratos terminó matando a su familia y olvidando todo de su vida pasada. Todo esto lo llevó a una carrera de venganza en la que se alió con Athena, mató a Ares, peleó con Zeus y juró destruir el Olimpo. Los creadores de God of War se tomaron el concepto de “tragedia griega” literalmente, incluyendo asesinatos, guerras, amnesia y hasta hijos ilegítimos. Al juntar todas las versiones de este juego uno no sabe si está viendo historia antigua o Elif. Sin embargo eso no ha detenido a millones de fanáticos de estar atentos a la última versión del juego, que ahora —casi 13 años después de su primera salida al mercado—, lleva a Kratos y a su hijo a pelear directamente con los dioses del Valhala. 300 conoce a Thor, literalmente.

Felipe Sánchez. @innovandres

¿Quién es Punto G(eek)?

*Bueno, hablar de mí mismo es bien complejo... Podemos decirlo así: Andrés Felipe Sánchez Cano, el que le configuraba la impresora a toda la familia, graduado de una universidad de ciencia ficción (Singularity U), colecciono tecnología de los ochenta y noventa. Publicista por vocación, entiendo el mundo en unos y ceros.