Lo primero que debe saber es que la serie se llamará Disenchantment (Desencanto, en español) y contará la historia de una princesa alcohólica, un elfo y una especie de demonio personal/ayudante. Ellos viven en el reino Dreamland durante la época medieval.

La historia, según el tráiler, arranca cuando Bean —la princesa— regresa al reino que, presuntamente, está en perdición y ahí comienzan sus aventuras junto a Elf —el elfo, claramente— y Luci —el demonio—. A lo largo del camino se encuentran a otras criaturas extrañas —como trolls y ogros— y algunos humanos poco agradables.

En general, Disenchantment hablará “sobre la vida y la muerte, el amor y el sexo, y cómo seguir riendo en un mundo lleno de sufrimiento e idiotas, a pesar de lo que los ancianos y magos y otros idiotas te digan”, según dijo Groening.

Se estrena el 17 de agosto y ya Netflix encargó 20 capítulos. Seguro, si les va bien, pidan más. Pero después del éxito de Los Simpson y Futurama, no nos queda duda que a esta también le irá muy bien.

Lea también: