Hombre revisa si tiene mal aliento
Have to check before I leave | Foto: Getty Images

Salud Oral

Los hábitos para que el mal aliento no lo traicione ahora sin tapabocas

Por: Santiago Revelo Rojas

Mayo comienza en Colombia con la novedad de que el tapabocas se dejará de usar y por eso la halitosis que sufren millones de personas volverá a ser un problema para muchos. Una relación, un negocio o su cotidianidad misma se pueden dañar por ese mal olor. Recomendaciones para erradicarlo.

Hay quienes bromean al afirmar que el tapabocas ha permitido “mezclar” a los más feos con los más bonitos ante la imposibilidad de verles la cara a los interlocutores. Sin embargo, el levantamiento de esta obligación por parte del Ministerio de Salud después de dos años de pandemia, puede convertirse en una nueva pesadilla para quienes sufren de mal aliento, ya sea por una mala higiene oral o por un problema gástrico. Pero no se ponga ansioso porque para el problema hay solución.

No es un misterio, pues no hay quien se salve de padecer el mal aliento, ya sea porque lo tenga o porque le toque enfrentarse al que padece algún amigo, un familiar o la pareja, una afectación que algunos califican como un problema social, no solo de salud, que puede generar vergüenza o ansiedad, de acuerdo a los expertos de la Clínica Mayo. No obstante, lo mejor es no quedarse callado frente a la situación para que se tomen medidas a tiempo y no pase a mayores.

Odontólogo revisa la boca de un hombre
halitosis | Foto: gerenme

Para saber médicamente de qué estamos hablando, la odontóloga Jenny Villada explica que es “un problema muy común en las personas, del que la gran mayoría no es consciente”. De acuerdo a su diagnóstico, la halitosis “puede ser causada por una enfermedad local o una alteración orgánica, que da lugar a la producción de sustancias supremamente intolerables para las otras personas y que tiene origen en la mala higiene oral, un tratamiento odontológico mal realizado y por problemas gástricos”.

No es simple percepción creer que los hombres son los que más sufren del mal aliento, de acuerdo a lo documentado por Villada porque “son más descuidados con la higiene, mientras que las mujeres son más delicadas y se fijan en esos pequeños detalles”. El origen de esa pesadilla se ubica exactamente en la parte más posterior de la lengua, por lo que si no se lleva a cabo un adecuado cepillado de es lugar, el cúmulo de bacterias que se acumulen llevará a que su boca expida un olor que dejará a los demás con ganas de salir corriendo. Y ya no tiene tapabocas que lo salve.

“Los hombres son más descuidados con la higiene, mientras que las mujeres son más delicadas y se fijan en esos pequeños detalles”.

Dra. Jenny Villada, odontóloga y artista de sonrisa

Para algunos parecerá una obviedad pero no lo es tanto para quienes padecen el mal olor y quienes no están acostumbrados a usarla. La seda dental es junto al cepillo de dientes, la crema y el enjuague, el kit ideal para eliminar definitivamente las bacterias generadoras de la halitosis. “A veces las personas no pasan el hilo dental porque necesitan un enhebrador, por lo que omiten este paso y eso genera un nicho de bacterias debajo de las prótesis que tienen o hasta en algunas ocasiones hemos encontrado hongos en las encías de los pacientes y eso genera una halitosis impresionante”, enfatizó Villada.

¿Y si el problema no es por culpa de la higiene oral?

La salud oral, incluido algún tratamiento odontológico que le hayan realizado, es la primera hipótesis que usted debe descartar al sospechar que tiene mal aliento o si ya pasó el difícil momento de que se lo dijeran. Sin embargo, si es problema no está en ese lugar del organismo, hay que empezar a explorar hacia abajo. “Cuando no se encuentra ningún signo importante dentro de la boca que genere esto, nosotros lo que hacemos es remitirlo a un gastroenterólogo para los exámenes pertinentes”, advierte la odontóloga.

Descartada esa opción oral, la única razón para el mal aliento -que se convierte en un estigma social y está asociado con falta de limpieza- son los problemas relacionados con el sistema digestivo. “Las enfermedades del esófago como el reflujo gastroesofágico, que quiere decir que los contenidos estomacales se devuelven desde el estómago hacia el esófago” son una de las posibles causas del padecimiento, de acuerdo con David Páramo, especialista en gastroenterología de la Universidad Nacional.

“Las gastritis crónicas a causa de bacterias productoras de gas generan este tipo de molestias, así como las úlceras pépticas, los tumores malignos u otro tipo de condiciones intestinales”, agrega Páramo que las causas son variadas y lo que empieza como un mal chiste entre amigos, puede terminar en el descubrimiento de una grave enfermedad.

“Las gastritis crónicas a causa de bacterias productoras de gas generan este tipo de molestias, así como las úlceras pépticas, los tumores malignos u otro tipo de condiciones intestinales”,

Dr. David Páramo, especialista en gastroenterología de la Universidad Nacional

Por tal razón, si usted es de los que le han detectado alguno de estos problemas, ya sea un reflujo o una úlcera, de acuerdo a las recomendaciones médicas, “hay que utilizar sustancias que disminuyan el ácido o algunos antibióticos cuando hay infección gastrointestinal para disminuir la actividad bacteriana y la producción de gases que puedan producir este fenómeno de halitosis”, recomienda Páramo.

Otro de los orígenes de la halitosis está en los alimentos, que usted debería intentar evitar si no quiere pasar el mal rato del olor indeseado. Entre estos están el huevo, el ajo, el repollo, el brócoli, entre otras. Pero si usted es de los que no puede vivir sin consumir este tipo de comidas, no se afane, pues todo tiene una solución de nuevo en la salud oral. “Hay que insistir en la limpieza dental y de la lengua y la utilización de enjuagues antisépticos”, coincide Páramo con Villada. Su recomendación es utilizar la menta, yerbabuena, el anís o cardamomo para calmar esos aromas repugnantes que puedan salir de usted para el mundo.

El mal aliento puede llegar a ser una pesadilla y convertirse en una barrera social para quien lo padezca, sin embargo, tomarse el riesgo de aceptarlo o decírselo a alguien más, tomarse en serio la salud oral, estar en constante monitoreo con su médicos y evitar alimentos que generan esos fuertes olores, serán la clave para que no se le dañe la conquista o el negocio de su vida. Sin tapabocas a la vista todos volveremos a quedar al descubierto.

Salud OralEstilo de vidaHombres

Contenido Relacionado