Dia internacional del beso
Couple. Sensual brunette in black lingerie and handsome man kissing. Digital art | Foto: 2022 Getty Images

Sexo

La sinfonía erótica del beso: celebremos su día internacional

Por: Karen García

Para que pueda aplicar la excusa perfecta de celebrar el 13 de abril, le presentamos una amplia guía de tipos de besos: desde los más románticos hasta los más picantes. Puede implementarlos todos.

Ocurrió en Tailandia en 2013, un 13 de abril un grupo de parejas se reunió para darse el beso más largo de la historia y lograron poner la marca en 58 horas, 35 minutos y 58 segundos. Un tedio completo. Pero sirvió para institucionalizar este día como el día internacional del beso, para celebrarlo claramente dando y recibiendo besos.

Dar besos tiene su ciencia y no es simplemente juntar los labios y ver qué pasa. Eso lo tiene claro Ezequiel López Peralta, quien se autodenomina ‘besólogo’, reconocido en Latinoamérica por ser el autor de tres libros: El erotismo infinito, El placer de seducir y Confesiones de un besólogo, entre otros.

Los besos tienen diferentes intenciones y ahí está la clave de cómo se desarrollan, desde los más tiernos que se les dan a los padres o a los hijos; pasando por los menos inocentes, que se les pueden dar a una amiga ‘con derechos’; hasta los más calientes que pueden terminar en privado.

¿Cuántos besos eróticos existen?

“En términos generales, hay una clasificación de los besos en grados. Se trata de los besos suaves, moderados e intensos. Cada uno tiene un nivel diferente de intensidad erótica, aunque también es un tema de gustos”, comienza explicando López.

Asimismo, agregó “hay quienes se excitan más con un beso suave que con un beso de roce de lengua, mientras que otros tienden a subir su temperatura con besos más intensos que implican fuerza, movimiento y donde el protagonismo se lo lleva la lengua, por lo que son más mojados”.

¿Cómo se diferencian los besos románticos de los excitantes?

“Un beso varia según la intención y el sentimiento que lo acompaña: están los besos de cariño que tienen un sentimiento más fraternal. Están los besos románticos que tienen un componente más de la química del enamoramiento, se trata de un beso que se da desde la exploración y la ilusión”, explicó.

Además, señaló que hay besos que son cargados emotivamente y luego están los besos apasionados que tienen, por supuesto, una carga más sexual y de pasión carnal. “Estos últimos, repercuten en todo el cuerpo y puede no estar tocando nada más que la boca, pero moviliza la pasión a tal punto que genera un deseo único para que pasen más cosas”.

Besos sexuales menos comunes

Beso arcoiris

Es un tipo de beso inusual porque consiste en compartir los fluidos más íntimos del cuerpo, es decir, a través de la posición del 69, se da y recibe sexo oral al mismo tiempo, pero con la particularidad de que se produce mientras ella está menstruando.

Beso negro

Es una práctica que no muchos se atreven a realizar, ya que consiste en estimular con la lengua en la parte trasera de la pareja. Existen muchos tipos de besos, incluso de colores, este en especial, se da en una parte tan “repudiada” como deseada del cuerpo, dependiendo de lo que usted piensa, viva o sienta.

Beso francés

Aunque muchos pensarían que es el roce de las lenguas en la boca, según el Kamasutra, también se le llama así a las caricias que se hacen con la boca y la lengua en la parte íntima del hombre.

Técnicas del beso erótico

Primer grado: Besos suaves pero ardientes

1. Beso directo (pico)

El famoso beso ‘esquiniado’ consiste en el rose suave por los labios, la idea es iniciar a explorar levemente la parte externa de la boca.

2. Beso nominal

Se trata de un beso erótico. Roce sutil entre los labios donde se bota una bocanada de aliento y tiende a despertar sensaciones provocativas y erotizantes.

3. Beso palpitante

Consiste en rozar los labios del otro únicamente con el labio inferior y luego “todo lo que va, se devuelve”. Es decir, que la pareja también lo debe hacer con usted, de la misma manera y lentamente.

4. Beso de contacto

Es un roce con la punta de la lengua hacia los labios del otro, en particular en la parte interna de los labios que son muy sensibles y, aunque es muy suave, resulta excitante.

Segundo grado: Besos moderados candentes

1. Beso de presión

Tiene que ver con la succión de cada uno de los labios o los dos que es muy estimulante y ardiente para ambos.

2. Beso labio superior de la mujer

Consiste en succionar, rozar, morder y lamer el labio de arriba de ella, que, según Ezequiel, tiene conexión directa con las partes intimas de la mujer.

Tercer grado: Besos cargados de intensidad

1. La succión de la lengua

Cuando alguno de los dos saca la lengua, el otro se la chupa con mucha fuerza de lado a lado.

2. Beso giratorio

Se trata de la intensidad que se produce gracias a la forma giratoria en que se besan, despertando todo tipo de emociones, acelere en el corazón y candencia para llevarlo a otro nivel.

3. Combate de lenguas

Las lenguas se acarician, entrelazan, giran y continúan con mucha fuerza. Se forma una competencia erótica entre ellas.

El beso es un termómetro erótico, porque de acuerdo a como una pareja se besa se evalúa el tipo de erotismo en una relación. Una pareja que deja de besarse ya no cuenta con ningún tipo de pasión. El beso es una herramienta para medir la conexión entre dos personas y también es una forma de anteceder un buen momento sexual.

Aplique cada uno de los besos que le hemos descrito, empiece de menos a más con su pareja, conocida, amiga o cita de Tinder, para medir hasta dónde avanza esa relación. Si llega al tercer grado, pase con tranquilidad a los besos eróticos, estarán listos.

BesosensualesRelación sentimental