Los ácaros tienen sexo en su cara mientras duerme

sexo

Los ‘bichos’ que tienen sexo en su cara mientras duerme

Por: SoHo.co

Si usted creía que en su habitación no había actividad sexual en las noches, se equivoca porque justo está pasando en su piel

6/7/2022

Es natural que nuestro cuerpo esté lleno miles de criaturas microscópicas escondidas en la piel, desde los pies hasta la cara se alimentan del sebo que desprenden algunas partes de nuestro cuerpo. Según el portal ABC Ciencia, un estudio encontró que la especie arácnida con más de 50.000 diferentes seres adscritos, habita en el cuerpo y cuando usted duerme por lo general, aprovechan para perseguirse y aparearse agarrados de los folículos pilosos.

Los ácaros tienen 0,3 mm de largo y casi todas las personas los portan, especialmente aquellos que son de etapa adulta porque los poros se agrandan. La investigación de la revista especializada ‘Molecular Biology and Evolution’ señala que estos diminutos seres tienen pene y también ano.

No obstante, lo más trascendental del informe es que el genoma de Demodex folliculorum (nombre científico de los ácaros), se están convirtiendo en organismos tan simplificados que pronto podrían volverse uno con los humanos.

El informe indica que “su existencia aislada y protegida en el interior de los poros y la consanguinidad resultante están provocando que se desprendan genes y células innecesarios y avancen hacia una transición de parásitos externos a simbiontes internos (microorganismos simbióticos que necesitan asociarse con otros organismos para desarrollarse)”.

Así mismo, Alejandra Perotti, profesora en la Universidad de Reading (Inglaterra), expresó “descubrimos que estos ácaros tienen una disposición diferente de los genes de las partes del cuerpo a otras especies similares. Estos cambios en su ADN han resultado en algunas características y comportamientos corporales inusuales”.

Según la experta que se reduzcan los ha convertido en organismos con patas pequeñas, impulsado por tres músculos unicelulares, que pueden sobrevivir con poca proteína “el número más bajo jamás visto en esta especie y otras relacionadas”, explicó Perotti.

Además explicó que la reducción de genes justifican el comportamiento sexual por las noches, “los ácaros carecen de protección UV y han perdido el gen que hace que los animales se despierten con la luz del día. Tampoco han podido producir melatonina, un compuesto que hace que los pequeños invertebrados estén activos durante la noche. Sin embargo, pueden alimentar sus sesiones de apareamiento durante toda la noche utilizando la melatonina secretada por la piel humana al anochecer”.

Otra cosa es que han visto que los órganos reproductivos de los machos están diferentes, en el macho el pene sale hacia arriba desde el frente de su cuerpo, osea que debe hacerse debajo de la hembra mientras ambos se aferran al cabellos humano. Además, los investigadores consideraban antes que esta especie no tenía ano y que las acumulaban hasta morir, sin embargo, resulta que si lo tienen y por eso se les culpa por problemas en la piel.

Henk Braig, de la Universidad de Bangor (Gales), señala “se ha culpado a los ácaros por muchas cosas. La larga asociación con los humanos podría sugerir que también podrían tener roles beneficiosos simples pero importantes”.

ácarosSexo