Hormonas

En primer lugar hablaremos de los cambios en las hormonas. Lo oxitocina (la hormona del amor) se reduce cuando las parejas llevan más tiempo juntas. Al comenzar su relación todo es mágico. Estamos deseando ver de nuevo a nuestro amor y pensamos en tener tanto sexo como nos sea posible. Pero después de dos años o máximo tres, la oxitocina -ayudada por otros factores que mencionaré después- cae y dejamos de ser unos conejitos acaramelados para pasar a apuntar el sexo con tinta roja en el calendario. Y esto, aunque sea frecuente, no quiere decir que sea positivo. (Cómo saber que una mujer está excitada)

La testosterona (hormona del deseo) se encarga de que tengamos ganas de estar con nuestra pareja y practiquemos el deporte más ancestral que existe entre dos. La testosterona desciende por la edad y también por los hábitos que llevamos. La buenas noticias es que si activamos el ejercicio físico que nos exija un esfuerzo (no vale con un paseo por el supermercado), mantenemos un descanso ideal y un cuidado en nuestra alimentación, la testosterona puede subir. A mayor nivel de testosterona, más sexo, y un claro ejemplo de ello es que  en los Olímpicos de Brasil lo primero que atascaron los atletas fueron las cañerías por la gran cantidad de condones que usaron en su estadía.

Contacto y tacto

El contacto de pieles deja de ser frecuente. Hay parejas que ya dejaron de compartir en la cama (sin importar si tienen 40 o 70 años) y no se acuerdan de su último orgasmo. Para estas parejas existen dos finales posibles. O se olvidan de lo que es disfrutar del sexo, o en algún momento, buscarán a alguien para activarse sexualmente y recurrirán a terceras personas. (59 Detalles que acaban con la pasión de cualquiera)

El sexo es connatural al ser humano, y si algunos pueden vivir sin practicarlo, lo habitual es que se desee tenerlo, disfrutarlo, compartirlo e incluirlo su receta de bienestar.

Discusiones matapasiones

Las crisis de pareja suelen dar como resultado que no haya espacio para la actividad sexual, el coqueteo y las caricias. Aunque algunas parejas tienen otros comportamientos (discutimos porque luego en la cama nos arreglamos). Lo cierto es que cuando hay mal clima en la pareja, lo primero que se resiente es nuestra vida sexual. Si no hay buena comunicación, tampoco hay buen sexo. Así que le recomiendo que le vuelva a confiar a su pareja lo que desea, fantasea y las cosas que lo vuelven loco en la habitación.

Salud Vs. sexo

Nuestro cansancio y nuestras enfermedades pueden afectar nuestra frecuencia sexual. El estrés, la depresión, la ansiedad, o situaciones como la menopausia y el embarazo, cambian nuestra respuesta sexual. Algunos medicamentos como antidepresivos, antisicóticos y los anticonceptivos hormonales alteran nuestra libido. (Qué debe tener un polvo involvidable)

¿Quiénes tienen menos deseo ellas o ellos?

Aunque muchos lectores puedan anticiparse a pensar que siempre los hombres quieren y a las mujeres hay que andarlas convenciendo para tener sexo, los últimos estudios revelan que empiezan a registrarse muchos casos de hombres con deseo sexual hipoactivo.

Hombres que ya no tienen apetito sexual y que renuncian a su vida sexual, dejando a sus mujeres sin satisfacción sexual. En mi opinión si una pareja no tiene sexo, se convierte en otra unión fraternal, tierna y hermosa, pero ya no se considera pareja. Desde el punto de vista de la ley, si no hay sexo, la unión de matrimonio puede anularse, ¡para que sepamos la importancia que tiene y ha tenido el sexo desde el comienzo de los tiempos!

¿Cómo solucionar esto?

Activar la sexualidad hace parte de un trabajo profesional, si a través de las recetas básicas de conquista no hay resultados, lo más apropiado es consultar a una sexóloga o terapeuta. (Seducido por una veterana que escribe de sexo)

En mi trabajo como sexóloga desatascadora de parejas y Passion Designer trabajo desde dentro hacia fuera y sé que los problemas tienen orígenes más profundos que no siempre se arreglan poniéndose un traje nuevo o yendo al peluquero.

Es propio desatascar la comunicación, volver al renglón que hizo que la sexualidad empezara a dejarse de escribir y ordenar los sentimientos hacia nuestra pareja, lo que nos hizo sentir (lo negativo y lo positivo), lo que nos hace sentir ahora y por qué tiene sentido seguir compartiendo nuestro cuerpo y nuestra sexualidad con ella. Todo tiene solución si se trabaja a conciencia. (Erika Lust, la mujer que hace el porno más deseado del mundo)

 

VIDEOS MÁS VISTOS

  • Un mal polvo según Mabel Moreno

    close
  • Viña Machado

    close
  • Mariana Rodríguez

    close
  • Patricia Castañeda

    close
  • Raya Grishina

    close
MÁS VIDEOS
PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.