Videocolumna SoHo
Videocolumna SoHo | Foto: SoHo

Columnas

El orgasmo del Punto G

Por: Soho.co

El renombrado y enigmático punto de placer que sigue despertando curiosidad por su afamada reputación y poca estimulación. ¿Cómo es que siendo tan famoso, no sepamos cómo estimularlo en ellas y nosotras tampoco sepamos mucho? He aquí las respuestas a este misterio.

Nuestra fascinante serie “El ABC del Orgasmo Femenino” le trae: ‘el Orgasmo del Punto G’.

La pregunta que más se hacen, tanto hombres como mujeres es: ¿cuál es su ubicación exacta y cómo se estimula mejor? Pareciera que después de ser descubierto oficialmente por el ginecólogo alemán Ernst Gräfenberg en los años 40, aún no sabemos mucho de este punto que promete llevar a las mujeres a experimentar el mayor placer que conlleva a la esquiva y anhelada ‘eyaculación femenina’. Esto quizás se deba a que la existencia de este punto de placer y la fuente de la eyaculación femenina no han sido probados aún por la ciencia. Aunque este punto ha sido estudiado por ocho décadas, aún persisten puntos de vista discordantes sobre su existencia como una estructura distintiva, su definición e incluso su ubicación.

Y no es para menos que el famoso Punto G, nombrado en honor al apellido de su descubridor, despierte tanta discrepancia. No es un punto que tenga una forma definida o tenga una estructura particular. Por eso, aún después de casi un siglo nos seguimos preguntando: ¿es un solo punto? ¿al rozarlo con el dedo, se siente de alguna forma especial? ¿por qué es más fácil estimularlo con los dedos que con el pene?, ¿cómo se ve o cómo identificarlo? ¿qué libro sobre el punto g puedo leer? ¿se puede llegar a estimular con la lengua? ¿es cierto que la posición en la que mejor se estimula es estando ella arriba? ¿es posible lograr la eyaculación femenina por medio de este punto?

¡Si aún hoy usted se hace alguna de estas preguntas, o incluso quiere saberlo todo acerca de este punto, no se preocupe! Está lejos de ser el único… ¡o la única! Hoy resolveremos este enigma y la razón por la cual seguimos ajenos a sus tesoros.

Cuando me inicié en mi camino como mujer tántrica, había escuchado mucho sobre este punto y me despertaba gran curiosidad… no sabía cómo ubicar algo que no tiene una delimitación corporal específica. La mente quiere saber dónde, cómo y cuándo. He aquí el error craso. Aprendí que no consiste en saber dónde está, sino en explorarlo y sentirlo. La ciencia se basa en datos específicos exactos y data. ¡Lamento decepcionar a quienes siguen buscándolo por GPS o Waze! ¡No lo van a encontrar así!

Y entonces produce más ansiedad aún: siendo el punto que promete el mayor placer femenino y no poder acceder a él con manual, libro o ilustración. Mi mayor descubrimiento fue darme cuenta que el mejor libro es nuestro cuerpo. Una mujer no requiere de ningún manual para encontrar lo que solo ella sabe que existe cuando siente la magnitud de placer que despierta. Esto es imposible encontrarlo en un texto o en una ilustración. Así que la primera premisa es salirse de la mente y entrar en el cuerpo: este es el campo de exploración y la brújula es la intuición, dos elementos ambiguos para la ciencia y desconocidos para la heredada ‘mente cartesiana’.

¿Cómo se siente el Punto G?

Cuando encuentra este punto, se siente un abultamiento ligeramente hinchado por la sangre que bombea hacia la pared interna de la mujer cuando ella se encuentra excitada. Al explorar con la punta de sus dedos, busque una superficie rugosa, es como una textura o entramado que se siente al tacto.

Cree la magia que hay en sus dedos

Una vez sienta esa inconfundible textura, dedíquese a dar toques con la punta del dedo índice y el dedo medio de manera rítmica como si se tratara de darle forma a una hermosa melodía que se enciende con cada nota que usted toca. Continúe de manera rítmica pulsando por el periodo necesario hasta que vea que su mujer está ardiendo de placer. No lo convierta en una acción mecánica, ni robótica. Mientras hace ‘tapping’ con sus dedos, manténganse atento, presente y perceptivo a sus movimientos, sus sensaciones, su respiración y sus formas de expresión. Pregúntele si más suave o más lento y al tiempo mantenga la certeza de su intuición.

¡Por Dios y de una vez por todas!: ¿dónde lo encuentro?

Vamos por partes. Es importante que invite a su compañera a que se explore para que ella encuentre el punto que lo guiará a usted cuando deseen llegar a la exploración conjunta. Ella debe crear una C con sus dedos índice y medio, como formando una especie de gancho. Puede usar aceite de coco vegetal o excitarse hasta llegar a la lubricación para luego introducir los dedos en forma de C. La punta de los dedos deben estar mirando hacia ella tocando la pared interior del abdomen a unos 5 u 8 centímetros de la vagina, dependiendo de la profundidad de cada una. Cuando ella sienta la parte rugosa, se detiene y comienza los toquecitos rítmicos y frecuentes hasta llevarse al orgasmo. Una vez ella ‘se encuentre’, usted podrá ayudarla a hacerlo más fácilmente con sus dedos.

¿Cómo se siente un ‘Orgasmo de Punto G’?

¡Se siente delicioso y hermoso, a la vez! A veces puede sentirse como una liberación de tensiones. Es muy placentero y las formas de placer no suelen quedarse exclusivamente en los genitales, sino que fluyen a través de todo el cuerpo, las mujeres podemos experimentarlos uno tras otro. La energía circula porque la mayoría de las veces su manifestación es implosiva, por lo que la energía puede fluir hacia el cuerpo y no se libera. Suele ser una experiencia muy emotiva porque el punto G está conectado con el nervio pélvico, por lo que suelen ser orgasmos catárticos y bastante emotivos. Si abre las compuertas del Punto G, llevará a su mujer a abrir su corazón. Cuando libera una emoción desagradable o una emoción atascada de su sistema, se sentirá más liviana y su corazón más abierto para poder sentirse más amada y conectarse a un nivel más profundo con usted. Con el Punto G, además de producirse un orgasmo, a veces se puede conllevar a la eyaculación femenina. Sin embargo, los dos no siempre van acompañados y uno puede suceder sin el otro.

El Punto G es un lugar sagrado. ¡Me gusta llamarlo el Punto de Dios! Si quiere aprender más de este punto o sobre la eyaculación femenina, o aprender a hacerlo para su pareja, sígame en Instagram como @by_marialu

María Lucía Banker

Experta en Sexualidad Transformativa

Instagram: @by_marialu

Facebook: @ByMarialu

Twitter: @By_Marialu

Sexosexo tántricoOrgasmo Femenino

Contenido Relacionado

Columnas

/ Por: Soho.co

Número 5: El Orgasmo del Punto A

Columnas

/ Por: Soho.co

Número 3: El Orgasmo Místico

Columnas

/ Por: Soho.co

El orgasmo del Punto G