Fueron 13 largos años para que finalmente Aston Martin presentara una versión totalmente nueva del consentido de la casa. Pero la espera valió la pena. Y es que, a simple vista, el poderosísimo Vantage parece otro modelo gracias a una silueta mucho más agresiva y deportiva. Además de un novedoso cambio de look, el verdadero propósito era mejorar la aerodinámica del vehículo.

Por eso, los ingenieros de la marca aseguran que por primera vez el Vantage tiene una distribución perfecta 50/50 del peso entre los ejes traseros y delanteros para que ruede mejor y, por supuesto, más rápido. Por algo alcanza la bobadita de 314 km/h y logra llegar de 0 a 100 en tan solo 3,6 segundos. Sobra decir que para que esto fuera posible, el motor también fue intervenido y, aunque se mantuvo el tradicional biturbo V8, se aumentó la capacidad hasta 4,0 litros y 503 caballos de potencia. Una salvajada.

El rediseño, además, se extendió al interior y, aunque cueste creerlo, la marca decidió abandonar acabados y detalles en materiales típicos como madera y cuero por unos mucho más agresivos, como fibra de carbono y metal cromado. Por eso, el centro de mando y el timón fueron modificados para incrementar ese aspecto deportivo y el conductor ahora tiene levas para hacer los cambios y asistentes inteligentes que están pensados para un mejor manejo. Entre algunos para destacar, hay control de estabilidad en altas velocidades, cortavientos para optimizar el desempeño y hasta un botón de quick start que enmudece el sonido del exosto cuando no necesite imprimirle una alta aceleración al carro, algo muy útil en la ciudad. El nuevo Vantage ya se encuentra disponible para distribución y su precio empieza en 120.900 libras esterlinas, unos 465 millones de pesos.

 Aston Martin. Vantage 1977

La Cifra

1977 es el año en el que Aston Martin introdujo al mundo el primer Vantage. Muchos lo llamaron el primer supercarro británico gracias a su impresionante potencia: tenía 375 caballos y alcanzaba los 100 km/h en apenas 5,3 segundos, algo impensable en esa época. En su primera producción se construyeron tan solo 534 ejemplares, muchos de los cuales siguen rodando hoy.

Lea también: