El tequila es buenísimo para tomar en shots, pero de vez en cuando es bueno tomarlo mezclado. La Margarita —hay que aceptarlo— ya está muy trillada y es hora de que pruebe algo nuevo. De hecho, este coctel en sí no es nuevo (en México lo toman hace años) pero en muchos bares del mundo está empezando a sonar fuerte hasta ahora.

Lo mejor de todo es que es incluso más fácil de preparar que la Margarita. ¿Qué necesita? Tequila (con mezcal también lo puede hacer), zumo de limón y una gaseosa de toronja (en Colombia, la Quatro le funciona perfecto).

Coja un vaso largo (o vaso Collins) y escárchelo con sal. Luego eche un shot generoso de tequila, el zumo de medio limón y una pizca de sal. Luego agréguele mucho hielo y finalmente la gaseosa hasta que el vaso se llene. Revuelva con una cuchara y listo. Más fácil, imposible.

Pruébelo y nos cuenta cómo le va.

Lea también: