Un equipo de aficionados al buceo y de ingenieros franceses creó iBubble, el primer dron subacuático autónomo, con el que podrá hacer videos semiprofesionales de la vida submarina (funciona con cámaras GoPro de Alta Definición). ¿Cómo? Es muy sencillo. El iBubble navega solo con un sistema patentado de ubicación con el que sigue al buzo y graba todo lo que él ve. Usted puede nadar libremente y con una pulsera lo conduce, escoge el ángulo de cámara que prefiera e incluso le puede decir que siga tortugas, tiburones u otros animales de tamaño mediano. Lo mejor es que puede dejar el iBubble en el agua y manejarlo a control remoto mientras ve lo que sucede en tiempo real.

Otras de sus características son que puede sumergirlo hasta 60 metros y la batería dura una hora. Además, tiene unos sensores para que no se estrelle contra arrecifes o corales, y tampoco pone en peligro la vida marina. El iBubble nació como una iniciativa del crowdfunding Indiegogo y ya superó su meta comercial inicial. Las primeras unidades serán enviadas en junio de 2018.

¿El precio? Cuesta 2699 dólares (unos 8 millones de pesos) y lo consigue en www.indiegogo.com

También puede leer:

Esta máquina hace que cualquier cerveza sepa a una de barril

El primer proyector de cine portátil