Pocas cosas en la vida dan más placer que oír el motor de un Ferrari. Sea cual sea el modelo, es una experiencia difícil de olvidar. Y aunque sabemos que sobran razones para antojarse de uno de estos carrazos, el nuevo 812 Superfast supera cualquier expectativa y fácilmente puede convertirse en su próxima obsesión. Es el sucesor del aclamado F12 Berlinetta y el nuevo consentido de la marca. Alcanza una velocidad máxima de 340 km/h, lo que lo hace el Ferrari de producción continua más rápido jamás fabricado. ¿Cómo lo logra? Gracias a un imponente motor V12 de 6,5 litros que produce hasta 800 caballos de potencia, cifra récord para un modelo de serie.

Tiene, además, un diseño impecable con una combinación ideal entre clase y tecnología. Las mejoras aerodinámicas reducen la resistencia al aire y logran darle una mayor estabilidad. En otras palabras, puede meter el pedal hasta el fondo y el carro siempre seguirá pegado al piso. Es también el primer Ferrari equipado con EPS (Electric Power Steering), un sistema completísimo para mejorar la dinámica de procesos como el tiempo que toma hacer un cambio o la distancia que necesita para frenar de manera segura. El interior, entre muchos de sus gallos, viene con asientos de lujo en cuero, un tablero inteligente y un timón totalmente deportivo.

¿Lo quiere?

El 812 Superfast tiene un precio base de 1792 millones de pesos, unos 630.000 dólares. Estará en el país desde comienzos de marzo. Tenga en cuenta que el costo depende de cuánto lo quiera engallar, ya que cada dueño lo puede personalizar. Lo que sí podemos asegurarle es que la experiencia, desde que se acerca al concesionario, hasta que se lo entregan, es inigualable.