1. Spirytus Rektyfikowany: este licor mortal sobrepasa el límite al que pueden llegar los destilados (que es de 95.6%) con un temido 96% volumen de alcohol. Es un vodka polaco y, en resumidas cuentas, pasarse de tragos con esta bebida puede hacer que cuelgue los guayos y si llega a tomarlo puro, así sea un shot pequeño, le quemará la garganta al instante. Queda advertido.

1. Spirytus Rektyfikowany: este licor mortal sobrepasa el límite al que pueden llegar los destilados (que es de 95.6%) con un temido 96% volumen de alcohol. Es un vodka polaco y, en resumidas cuentas, pasarse de tragos con esta bebida puede hacer que cuelgue los guayos y si llega a tomarlo puro, así sea un shot pequeño, le quemará la garganta al instante. Queda advertido.

2 / 8
2. Everclear: es mundialmente famoso por ser el trago más fuerte del mundo, pero realmente ocupa el segundo lugar con un volumen de alcohol del 95%. Lo fabrica la empresa norteamericana Luxco y también es incoloro, inoloro e insaboro. Pero ojo: si se pone a jugar de catador su chiste terminará tan mal que puede llegar a necesitar un implante de lengua como mínimo. Nuevamente, la recomendación es que no lo tome puro sino mezclado.

2. Everclear: es mundialmente famoso por ser el trago más fuerte del mundo, pero realmente ocupa el segundo lugar con un volumen de alcohol del 95%. Lo fabrica la empresa norteamericana Luxco y también es incoloro, inoloro e insaboro. Pero ojo: si se pone a jugar de catador su chiste terminará tan mal que puede llegar a necesitar un implante de lengua como mínimo. Nuevamente, la recomendación es que no lo tome puro sino mezclado.

3 / 8
3. Absinthe Antitoxin: la absenta —también conocida como “el diablo verde”— es considerada un trago fuerte, pero la hay de todos los calibres. Esta, sin duda, se lleva el primer lugar. Tiene 89.9% de alcohol y su receta original la crearon en Suiza pero una destilería alemana le hizo los últimos ajustes. Es tan potente que en muchos lugares es prohibida y para tomarla hay que diluirla en una mezcla de agua y azúcar, lo que se llama “el rito de la bebida”.

3. Absinthe Antitoxin: la absenta —también conocida como “el diablo verde”— es considerada un trago fuerte, pero la hay de todos los calibres. Esta, sin duda, se lleva el primer lugar. Tiene 89.9% de alcohol y su receta original la crearon en Suiza pero una destilería alemana le hizo los últimos ajustes. Es tan potente que en muchos lugares es prohibida y para tomarla hay que diluirla en una mezcla de agua y azúcar, lo que se llama “el rito de la bebida”.

4 / 8
4. Balkan 176: es el trago escandinavo más fuerte que existe. Tanto así que en la botella tiene 13 advertencias, incluida una en braille. Además de ser incoloro es inoloro e insaboro, lo que explicaría porque se han reportado tantos casos de muertes —sí, leyó bien— por culpa de este trago al ser consumido en grandes cantidades y en muy poco tiempo. No es para menos: tiene 88% de alcohol.

4. Balkan 176: es el trago escandinavo más fuerte que existe. Tanto así que en la botella tiene 13 advertencias, incluida una en braille. Además de ser incoloro es inoloro e insaboro, lo que explicaría porque se han reportado tantos casos de muertes —sí, leyó bien— por culpa de este trago al ser consumido en grandes cantidades y en muy poco tiempo. No es para menos: tiene 88% de alcohol.

5 / 8
5. Sunset: como dice en su etiqueta es un “ron muy fuerte”, exactamente tiene 84.5% de alcohol. Más que una recomendación es prácticamente obligatorio que se lo tome diluido pues si lo toma tal y cómo es, puede quemarse la lengua, la garganta, el estómago… mejor dicho, todas las partes de su cuerpo por las que este destilado bajaría.

5. Sunset: como dice en su etiqueta es un “ron muy fuerte”, exactamente tiene 84.5% de alcohol. Más que una recomendación es prácticamente obligatorio que se lo tome diluido pues si lo toma tal y cómo es, puede quemarse la lengua, la garganta, el estómago… mejor dicho, todas las partes de su cuerpo por las que este destilado bajaría.

6 / 8
6. Devil’s Springs: este vodka polaco es lo suficientemente potente como para funcionarle como gasolina si se llega a quedar varado por ahí. También tiene 80% de alcohol y, por si no sabía, el compuesto de la gasolina es 80% etanol (o alcohol) y 20% gasolina. Para tomarlo lo mejor es con un poco de ginger ale (gaseosa de jengibre) o jugo de arándanos, pero nunca lo mezcle con algo cremoso pues la combinación forma una pasta desagradable y bien espesa.

6. Devil’s Springs: este vodka polaco es lo suficientemente potente como para funcionarle como gasolina si se llega a quedar varado por ahí. También tiene 80% de alcohol y, por si no sabía, el compuesto de la gasolina es 80% etanol (o alcohol) y 20% gasolina. Para tomarlo lo mejor es con un poco de ginger ale (gaseosa de jengibre) o jugo de arándanos, pero nunca lo mezcle con algo cremoso pues la combinación forma una pasta desagradable y bien espesa.

7 / 8
7. Stroh: este ron polaco es un destilado de melaza fermentada, algo así como el jarabe de la caña de azúcar. Es tan fuerte —tiene 80% de alcohol— que rara vez se toma puro, lo más común es que le echen un poco al té o en repostería, pero literalmente unas gotas y listo. En el invierno sí lo mezclan en cocteles, pero nuevamente le echan muy poco.

7. Stroh: este ron polaco es un destilado de melaza fermentada, algo así como el jarabe de la caña de azúcar. Es tan fuerte —tiene 80% de alcohol— que rara vez se toma puro, lo más común es que le echen un poco al té o en repostería, pero literalmente unas gotas y listo. En el invierno sí lo mezclan en cocteles, pero nuevamente le echan muy poco.

8 / 8