Yanfry Díaz en Semana
Yanfry Díaz en Semana | Foto: Nicolas Linares

Opinión

5 de enero de 2023

El racismo de ‘Tía Paola’

Una tendencia que utiliza la voz de Yanfri, el niño chocoano, ha causado risas pero también enojos entre los que creen que discrimina a los afro. ¿Deberían censurarla en TikTok?

Por: Ricardo González Duque

Itsmina, un municipio chocoano de 25 mil habitantes, es el protagonista de dos hechos que aunque aparentemente no guardan relación, están atados indiscutiblemente. Allí fue el lugar que el gobierno de Gustavo Petro escogió para el lanzamiento oficial del Ministerio de la Igualdad, una de las promesas de campaña para la vicepresidenta Francia Márquez, la afrocolombiana que ha llegado a lo más alto del poder en la historia reciente del país.

Ese mismo pueblo, bautizado de la combinación de las palabras “itsmo” y “mina”, es el lugar de origen de Yanfri Díaz, el niño que se hizo célebre en redes sociales por su ternura al caminar con el uniforme del colegio y cuya voz es protagonista por estos días de una tendencia en Tiktok, la red social donde todo pasa ahora sin mucho filtro.

La escena se repite allí: mientras suena el audio de Bob Esponja “pintamos toda la casa, sin dejar caer una sola gota de pintura que no sea…” se van viendo imágenes en diferentes situaciones: grupos de personas, de animales o de objetos, pero con un final inesperado, la frase “Tía Paola” que tiene la inconfundible voz del pequeño Yanfri, extraída de un video en el que él, con su característica ternura, le está poniendo quejas a su tía porque otro niño llamado Camilo dijo “una grosería”.

Pero el ‘trend’ tiene una particularidad y es que cuando se escucha al pequeño, hay un giro inesperado en cada video: generalmente aparece una persona afro, un animal o un objeto de color negro o, incluso, unos pies sucios.

Sin rodeos ni eufemismos: esos videos son claramente racistas y lo más peligroso de todo es que quienes los editan, comparten o se ríen con ellos, no lo dimensionan. Quien conoce la tendencia original sabe que después de la frase original con la voz de Bob Esponja viene un grito exagerado: “¿¡qué es eso!?” que en este caso es reemplazado por la expresión del niño chocoano, lo que genera la idea de que ver a alguien afro es una rareza, un horror o un espanto.

Las variantes que se han hecho a partir del audio son muchas: una de las que más me ha llamado la atención es en la que aparece la formación de la Selección de Francia, que comienza con un Griezmann ojiclaro, para terminar mostrando a Mbappé, Dembelé, Camavinga y compañía. En otra se observa a una única mujer afro en una reunión, a ella no parece gustarle mucho que la graben con ese audio; también hay de hombres afro paseando por la playa y otros haciendo fila en un banco o restaurante, como también perros de color negro en medio de otros de pelaje claro e incluso un pollito negro en en la mitad de una multitud de amarillos.

La serie de videos hace un odioso señalamiento hacia el diferente, crea rótulos innecesarios y absurdos en estos tiempos y puede configurarse incluso como un ‘apartheid digital’. Probablemente algunos de ustedes creeran que exagero y que esto es solo “humor”, pero además de la falta de gracia de quien quiera que haya creado la tendencia que se esparce por Colombia, México, Argentina y España; lo que hay es un racismo disfrazado y normalizado.

En el mundo de la comedia los humoristas del ‘blackface’, que se pintaban la cara a comienzo del siglo XX para caricaturizar a los esclavos y más recientemente el ‘Soldado Micolta’ de Sábados Felices, que hacía lo propio ridiculizando a los afro, fueron censurados.

Pues resulta que TikTok censuró un video de esta revsita sobre un hotel nudista -en él no aparecían imágenes sexuales explícitas- y me bajó otro en mi cuenta personal, en el que señalaba los lugares públicos en los que se habían grabado videos porno -sin mostrarlos, por supuesto-. Sería bueno que esta red social, llena de doble moral, se preocupara mejor por censurar la tendencia de ‘Tía Paola’, cargada con un mensaje de odio escondido en el mal llamado “humor negro”.

racismoYanfriColombiaTikTok