Dia internacional de la visibilidad lesbiana

sexo

La fantasía erótica de los hombres con mujeres lesbianas

Por: Karen García

El nivel de excitación en los hombres aumenta considerablemente al verlas besándose o teniendo sexo, aunque no siempre la fantasía resulta como la pintan. ¿Cabemos entre dos mujeres?

26/4/2022

Desde hace tiempo, el imaginario de ver a dos mujeres juntas resulta un deseo erótico placentero para la mayoría de los hombres. La sensualidad y la belleza de ver dos delicadas manos recorriendo el cuerpo ajeno y la excitación que produce el intercambio de los labios de ellas, hacen poner a muchos a mil.

Este 26 de abril se celebra el Día de la Visibilidad Lésbica, un acto conmemorativo para exigir la igualdad de los derechos para las mujeres lesbianas, teniendo en cuenta el papel que ocupan en la sociedad. Uno de los inconvenientes que tienen estas mujeres es que por gustarles las personas de su mismo sexo, tienden a sexualizarlas más de la cuenta.

¿Desde cuándo los hombres sienten deseos por ver a dos mujeres juntas?

Esteban Cruz Niño, antropólogo, Magíster en Historia de la Pontificia Universidad Javeriana, explicó que en la antigua Roma hubo dos ciudades llamadas: Herculano y Pompeya que quedaron enterradas luego de un cataclismo —sepultadas en el tiempo para los arqueólogos. Entonces, los investigadores identificaron frescos con imágenes de representaciones sexuales entre personas del mismo sexo. Según los historiadores se trataba de burdeles.

“Eso quiere decir que ese tipo de fantasías o representaciones, también existían desde la antigüedad. Por eso me atrevo a decir que el deseo de ver a dos personas del mismo sexo, no solo es de nuestra época, si no que ya existía hace 3000 años”, explicó.

¿Qué piensan algunos hombres?

- “Ver a dos mujeres me genera una de las emociones más satisfactorias que puedo llegar a experimentar. Tal vez, porque soy muy visual. Cuando observo dos bellezas tocándose, besándose y complaciéndose mutuamente me resulta tremendamente placentero”, señaló un joven de 28 años, alto, elegante, que trabaja en la Zona Rosa de Bogotá.

- “Cuando eso pasa experimentas niveles de excitación muy grandes por muchas cosas: primero, tienes lo que soñaste. Segundo, el nivel de sensualidad de dos mujeres es como una sobredosis de sensaciones. Tercero, si una mujer te hace sentir cosas, dos mujeres evidentemente te puede hacer sentir el doble”, contó un sujeto de 35 años que estaba en un restaurante de la localidad de Chapinero.

-”Es una fantasía erótica, me resulta estimulante, entra la imaginación porque la mujer es muy sensual en todos los sentidos, en sus facciones, al gemir y al gritar resulta más excitante para mí”, indicó otro joven de 23 años que estaba caminando por un centro comercial en el norte de la ciudad.

¿Cómo se percibía la mujer siglos atrás?

Cruz también habló sobre la representación femenina desde sus inicios y explicó que en las Cuevas de Altamira en España, por ejemplo, se puede ver pinturas rupestres muy antiguas de figuras de mujeres que tienen que ver con la fecundidad.

Muestras de diosas primigenias, como la Venus de Willendorf, una escultura erótica de 30 000 años atrás, la primera figura encontrada de la humanidad que está en Alemania y las llaman las Evas o Diosas madres. Según el historiador, esas representaciones de cultura material que son antiquísimas, tienen una connotación erótica. “Entonces encontramos que lo primero que tenemos en la historia de la humanidad está muy lejos de los cánones de belleza actuales que son ligados al mercado”.

Las nociones iniciales de la figura femenina son entonces esculturas voluptuosas que representan la capacidad creadora. La feminidad conectada directamente con la naturaleza. “Algunos antropólogos dicen que eso pervive en nuestro mundo y por eso, en la ropa femenina encuentras muchas figuras relacionadas con la naturaleza. Hay una conexión entre el erotismo y la figura femenina que se encuentra en los primeros yacimientos arqueológicos, en las primeras pinturas de las paredes y en las leyendas. El erotismo no es pornográfico en el arte y la historia, más bien tiene que ver con una conexión primigenia entre lo femenino, la creación y la naturaleza”, explicó.

Si entonces las mujeres eran vistas de otra manera en la antigüedad, lo que percibimos en la actualidad entre mujeres del mismo sexo es una construcción del cine, la televisión, el porno, la música y todo aquel instrumento del mercado que genera una visión de lo que debemos percibir como deseo.

¿Cómo sexualizan a las mujeres lesbianas?

Caroline Maldonado es una feminista que lucha por la igualdad de género en Bogotá y cuenta que en general a sus amigas lesbianas las acosan por el hecho de tener una relación. “Parece ser que es un detonador para el acoso y, por lo mismo, muchas veces mantienen su relación en secreto”, dijo Maldonado.

Además, añadió, que la rareza de la experiencia llama la atención del hombre visual, lo que pasa es que algunos perciben el hostigamiento como atractivo y se equivocan “ vuelve repulsivo al individuo en cuestión, y ahí se agrega a modo de ciclo mas ‘atractivo’, por que cada vez es ‘menos probable’ que alguna mujer de la diversidad salga con este tipo de personas”.

Adicionalmente, confesó que, “por un lado, las lesbianas sufren esta falsa idea cis-het, o sea que ‘aspiran a ser como hombres’ y suman muchos estigmas ‘estereotipantes’ desde la expresión de género, hasta los roles que ‘deberían’ ser en pareja. Por otro lado, las mujeres bisexuales suelen ser juzgadas por el estereotipo de ‘indefinición’ entre algunos otros y, aunque suene extraño, también alguna parte de la comunidad diversa, les juzga por lo mismo, incluso hay quien acusa a las personas bisexuales de transfobia o panfobia, cosa que no necesariamente es real, ya que ser bisexual incluye mas identidades que solo ‘el hombre o la mujer’”.

¿Qué piensa una mujer lesbiana?

“Desde pequeñas se nos enseña a estar bellas para los demás e incluso a tener una actitud complaciente con los hombres. Así, los deseos de los hombres como se puede ver en la industria del porno, construyen un imaginario donde las lesbianas buscan satisfacer el deseo del género masculino”, señaló Lesly Valbuena, una mujer lesbiana, feminista y activista de derechos menstruales.

Asimismo, manifestó que los hombres usualmente se desencantan cuando se dan cuenta que, en realidad, las lesbianas están muy lejos de ese fin. “Todo lo contrario, es el deseo de la mujer y la satisfacción a otra mujer lo que nos interesa. Incluso, muchos de los videos porno lésbicos dan risa porque no saben cómo follamos las lesbianas”, indicó.

En Colombia, según el Boletín de Violencias Basadas en Género, el 91 % de los abusos pertenecen a mujeres, eso quiere decir que la violencia contra la mujer sigue latente.

lesbianasmujerAcoso sexual