Personas mayores ejercitándose

Estilo de Vida

El placer y los beneficios de ejercitarse después de los 50 años

Por: soho.co

Mantenerse en actividad física después de los 50 años podría ser uno de los secretos para la longevidad. Le contamos cuáles puede hacer fácilmente antes de comenzar con el gimnasio.

6/6/2022

“Que la única vieja sea la cédula”, es la consigna de muchos que no quieren que los años los limiten para nada, incluida la actividad física. Una de las principales recomendaciones para mantener una vida saludable, es hacer ejercicio, que sumado a una buena alimentación, puede hacer que la salud se vea beneficiada positivamente.

Y es que, según manifiestan especialistas, realizar continuamente actividad física, mejora los niveles de oxígeno en el cuerpo, debido a que aumenta el flujo sanguíneo, lo que incluso llega a mejorar enfermedades del corazón o hasta reducir problemas de la presión arterial.

Eso sí, por más energía, entusiasmo y juventud mental que usted tenga, no se olvide del todo de su fecha de nacimiento, es importante realizar ejercicios que sean acordes a nuestro cuerpo, para no salir lastimados en el intento de una vida saludable. Es por eso que si usted tiene más de 50 años, le recomendamos los siguientes ejercicios para mantener una vida sana.

Sentadillas asistidas

Uno de los ejercicios que más se recomienda para personas mayores de 50 años, son las sentadillas asistidas. Este tipo de ejercicio se logra haciendo la sentadilla normal, con la diferencia de que debería de tener la ayuda de otra persona para evitar caer al piso ante un posible mareo.

Para hacer las sentadillas, debe ubicar sus piernas a la altura de los hombros y se hacen varias repeticiones, siempre manteniendo la espalda recta para mantener el equilibrio y evitar una posible lesión.

Subida en escalones

Otra de las recomendaciones para ejercitarse después de los 50, es subir escalones o alturas. Este ejercicio es un poco básico y la idea es hacerlo por lo menos una vez al día.

En caso de que no tenga acceso a escaleras, puede utilizar un banquillo o taburete que le dé seguridad, en este caso solo debe simular que está subiendo los escalones y poner un pie arriba, mientras bajamos el otro y repetir la acción en varias ocasiones.

Ejercitándose poniéndose de pie

Esta es una de las recomendaciones más sencillas. Para este ejercicio solo debe ubicarse en una superficie en la que se pueda sentar (silla, sofá o el borde de la cama). Este ejercicio consiste en ponerse de pie y sentarse en varias ocasiones. Puede combinarlo con un levantamiento de brazos cada vez que se levante.

Peso muerto

Otro de los ejercicios que se recomiendan es el peso muerto, con el que podemos ejercitar de forma integral tren inferior y superior.

Para hacer este debe colocar un objeto de poco peso en el suelo (mochila, pesas o hasta termos con agua), posteriormente debe agacharse como haciendo una sentadilla para recogerlo y ponerse de pie. Puede repetir este ejercicio siempre manteniendo precaución.

Elevación con un palo

Aunque es el último que le recomendamos, no es de menos importancia. Para ejercitarse usted debe contar con un palo de madera (como los de escoba o trapero) y debe elevarlo a la altura de los hombros.

Para hacerlo, separe las piernas a la altura de los hombros, tome el palo con las dos manos de forma horizontal, ubíquelo cerca a la cintura y levántelo al frente a sus ojos, repita esta acción en varias ocasiones para activar sus músculos y flujo sanguíneo.

Estas actividades es probable que las pueda realizar en casa por lo sencillas que parecen, pero lo más recomendable es tener la instrucción que puede brindar un entrenador particular o, mejor aún, un gimnasio. Estos no son de uso exclusivo de los más jóvenes o de los que tienen el abdomen marcado por lo que se convierten en el escenario ideal para ejercitarse con precauciones.

*En colaboración con Smart Fit

ejercicio físicoEstilo de vidasalud de adultos mayores50 añosVida saludableSmart Fit