Que no termine el año para tener propósitos: Cómo empezar a hacer ejercicio

Estilo de vida

Que no termine el año para tener propósitos: ¿cómo empezar a hacer ejercicio?

Por: soho.co

Conozca cómo puede iniciar un estilo de vida saludable y mejorar su estado físico.

Es bien conocido que uno de los propósitos que más se repiten en las personas al iniciar el año es “en este sí comienzo a hacer ejercicio. Sin embargo, no son muchos los que cumplen ese plan; desde SoHo le explicamos cómo puede iniciar en esta vida, aunque no sea 1 de enero.

Lo principal es entender que no tiene que ser iniciando año, mes o semana. La decisión de empezar a tener un estilo de vida más saludable a través del ejercicio físico se puede tomar desde un lunes hasta un viernes, todo se trata de eso, decidir hacerlo.

Son muchas las personas que creen que por haber pasado seis meses de este año ya “está tarde” para comenzar a buscar resultados en su estado físico, pero no es así. Es cierto que no es tarea fácil, pero iniciar con pequeños detalles es dar un gran primer paso para avanzar en el entrenamiento de manera regular.

Objetivos claros

Lo principal a la hora de empezar a ir a un gimnasio, hacer rutinas en casa o ejercicio al aire libre es establecer la meta clara a la que se quiere llegar. Todos los objetivos son válidos, ya sea perder grasa, aumentar músculo, estar más tonificados o prepararse para correr una maratón, lo cierto es que tener una meta establecida va ayudar a que no se pierda el foco cuando, tal vez, la motivación no esté en su 100 %. Recordar por qué se inició y la razón específica por la que se está entrenando ayudará a no perder el foco cuando la energía no esté completamente arriba.

Pero tenga cuidado. Tener objetivos claros no es sinónimo de obsesionarse con ellos. Es importante recalcar que aunque es bueno establecer metas, estas no son las que definen por qué usted decide hacer ejercicio, sino que lo deben motivar y animar.

Rutinas

Dedicar un tiempo específico al ejercicio es un gran aliado. Sean 15, 20 o 30 minutos al día, 3 o 4 veces por semana, lo importante es que usted tenga claro cuánto tiempo debe darle a su acondicionamiento físico. Planificar es siempre una gran decisión. No se estrese, si solamente puede dedicar 15 minutos diarios, está bien, no es una obligación hacer dos horas de ejercicio. Con el tiempo, será su cuerpo el que le vaya pidiendo más tiempo o mayor intensidad a sus rutinas, pero comenzando dé pasos que pueda conseguir y no que lo frustren.

Levante la mano y pida ayuda

Desde quienes inician por primera vez a hacer ejercicio o los que llevan un buen tiempo visitando el gimnasio, acudir a profesionales, entrenadores y nutricionistas es la mejor decisión. No hay mejor visión sobre los objetivos que usted quiere alcanzar que la de los expertos, para eso están, para ayudarlo.

Motivación

Encuentre la motivación en lo que hace. Ya sea tener sus objetivos claros, escuchar una buena lista de reproducción, cocinar alimentos más saludables o acompañarse con algún amigo, lo importante es no perder el horizonte de por qué está sacando tiempo para ejercitarse.

Comience lento

Es de vital importancia que sus entrenamientos inicien desde lo más básico hasta los objetivos más altos; de lo contrario, no solamente se podría enfrentar a la frustración de no poder hacer muchas cosas, sino que corre el riesgo de lesionarse alguna parte del cuerpo por exigirse de más.

Con el pasar de los días, su cuerpo le va a pedir aumentar el ritmo y su motivación irá en creciente. Todo es un conjunto, si usted inicia poco a poco, su estado físico irá mejorando, lo que significa probar nuevos ejercicios y rutinas que se irán adaptando a su meta.

*En colaboración con SmartFit

EjercicioGimnasioRutina de ejercicioSaludMotivación