Hombre se hidrata mientras realiza su rutina de ejercicio

Estilo de Vida

¿Cuál es la importancia de hidratarse durante el ejercicio físico? No espere a sufrir un golpe de calor

Por: soho.co

De no hacerlo de una forma adecuada, su cuerpo podría terminar sufriendo uno que otro tipo de complicaciones que le impedirán seguir con su rutina de entrenamiento y hasta poner en riesgo su vida

10/6/2022

La actividad física es un factor clave para mantenerse en un buen estado de forma y llevar una vida mucho más saludable. Sin embargo, hay algo muy importante que, a la hora de hacer ejercicio, no puede faltar, pues es lo que le ayudará a mantenerse lo suficientemente fuerte para cumplir con su rutina de entrenamiento, el agua y otros líquidos como fuente de hidratación.

A la hora de ejercitarse, el cuerpo genera un aumento en la cantidad de sudoración, lo que representa una pérdida de agua y electrolitos por el esfuerzo que usted realiza con cada uno de los ejercicios que realiza en el gimnasio, el cual puede aumentar dependiendo de la duración de la actividad física, las características del espacio en el que está y, principalmente, de las cualidades de cada persona, ya que cada organismo es diferente.

El no mantenerse hidratado de manera correcta, puede generar una serie de problemas que no solo afectarán su rendimiento sino que hasta podrían poner en riesgo su salud, ya que esto incrementa las posibilidades de sufrir un golpe de calor por cuenta de una exposición prolongada bajo el sol o a altas temperaturas en ambientes muy calurosos y húmedos, los cuales pueden llevar a que el cuerpo no pueda regular su propia temperatura.

Asimismo, entre otras de las consecuencias que trae la falta de una buena hidratación, no solo durante el ejercicio, sino también antes y después, es la aparición de ciertas lesiones, calambres y mucha más fatiga.

¿Cómo hidratarse correctamente durante la actividad física?

Ante estas situaciones, lo mejor es que siempre mantenga una botella llena de agua a su lado, para que no sea de esas personas que tienen que sacar en camilla de un gimnasio por el simple hecho de haber llevado su cuerpo al máximo, sin haber bebido el suficiente líquido que le ayude a reponer todo el que su cuerpo ha perdido.

En cuanto tiene que ver a la forma en la que una persona debe hidratarse, la recomendación, tal y como se mencionó antes, debe ser no solo mientras usted desarrolla alguna actividad física, sino en todo momento.

Por ejemplo, lo más recomendable es que antes de hacer ejercicio, una persona debe tomar entre 400 y 600 ml de agua una o dos horas antes. Esto permitirá que su cuerpo tenga una hidratación adecuada y que este pueda regular mucho mejor su temperatura.

Por otro lado, cuando usted ha comenzado a ejercitarse la hidratación es aún más fundamental. Es en estos minutos en los que su cuerpo comienza a perder mucho más líquido, por lo que lo mejor, aunque todo depende del esfuerzo que realice y de su peso, es beber un vaso de agua cada 15 minutos para evitar la disminución de peso corporal.

Finalmente, cuando haya terminado su rutina de ejercicio no quiere decir que el proceso de hidratación haya terminado. Es clave que no deje de tomar agua o bebidas isotónicas, usadas para rehidratar y recuperar carbohidratos y electrolitos agotados durante el ejercicio.

*En colaboración con SmartFit

Estilo de vidaHidrataciónejercicio físico