Hombre comiendo durante la noche

Estilo de Vida

¿Cuántas veces se puede hacer ‘cheat meal’?

Por: soho.co

Los pecados, las trampas, las licencias, llámelos como quiera, están permitidos ocasionalmente en la vida y la dieta no es la excepción. Conozca cómo seguir siendo ‘fitness’ sin dejar de lado uno que otro gustico.

7/6/2022

La vida fitness es una meta que muchos tienen, pero pocos asumen el reto de lo que significa ser disciplinado con su estado físico. Sin embargo, hay algunos mitos sobre este mundo pues hay quienes creen que empezar a ser saludable es equivalente a eliminar para siempre, algunos placeres alimenticios cuando la realidad es que no tienen por qué reñir con un buen entrenamiento físico.

Entrar en un plan de entrenamiento como los de Smart Fit, no es sacrificarse y olvidar que tenemos gustos, pues para eso existe el famoso cheat meal que nos permite tener una comida no sana en medio de la dura semana de entrenamiento. Este es un concepto que se ha popularizado para referirse a aquellos platos con los que decidimos omitir la dieta y regalarle al cuerpo el placer de disfrutar de un alimento no tan sano.

¿Qué es exactamente el ‘cheat meal’?

El término de origen anglosajón se traduce textualmente como ‘comida trampa’ y se trata justamente de eso, en medio del plan nutricional, en el que el objetivo sea hacer un déficit energético, incluir una vez por semana o cada dos semanas, el consumo de aquellos alimentos que no son saludables si los ingerimos de manera constante.

Para muchos el cheat meal es el pecado que se comete rompiendo la dieta, pero no es necesario verlo como algo negativo, sino que es más un premio por el arduo trabajo que hace nuestro cuerpo al entrenar diariamente. En otras palabras, el cheat meal es el obsequio que merecemos por haber realizado un gran trabajo en el gimnasio.

Hombre sostiene una dona

Para qué sirve el ‘cheat meal’

Aunque parezca increíble o contradictorio, el cheat meal es uno de los métodos más efectivos para ayudar a la mente a mantenerse fuerte, en especial al empezar a acomodarse al estilo fitness. Quienes hacen cheat meal dicen que esta estrategia es un salvavidas puesto que mantener una dieta estricta no es sano ni para el cuerpo, en cuestión de entrenamiento, pero tampoco ayuda a la mente a querer continuar con un estilo de vida estricto que requiere disciplina y fuerza de voluntad.

Básicamente la ‘comida trampa’ sirve para mantener arriba el entusiasmo, para no rendirse, pero también es eficiente para recuperar la energía perdida durante las rutinas de entrenamiento. También es útil para que el organismo no se acostumbre a comer pocas calorías y por lo tanto el metabolismo se vuelva más lento.

¿Cómo hacerlo correctamente?

Entrenadores y expertos recomiendan que el cheat meal se haga teniendo en cuenta el plan de entrenamiento y los objetivos que se tienen. Esta práctica es una forma de romper la dieta pero con un propósito. Lo ideal es que si su objetivo es bajar de peso, pueda recurrir a esas trampitas una vez cada 15 días. Por el contrario, si su objetivo es ganar masa muscular o está en ‘volumen’, puede acortar la distancia a una vez a la semana.

En ese sentido, el influencer deportivo Farid Naffah recomienda algunos consejos para tener en cuenta antes, durante y después del cheat meal. En primer lugar, Naffah aconseja que antes de hacerlo es útil consumir fibra en presentación de suplemento o en caso de no contar con este elemento, debería comer una ensalada con suficientes vegetales.

El objetivo de esta recomendación es crear un efecto de satisfacción más rápido y por lo tanto, consumir menos calorías o menos ‘comida trampa’. Si tiene el suplemento, consúmalo 30 minutos antes de ir al restaurante a comer la hamburguesa o el postre que desea, si no, coma la ensalada justo antes del resto de la comida.

La idea es que después de la fibra se ingiera primero la proteína y grasa, esto principalmente para que el cuerpo se sienta más saciado y obtenga los componentes necesarios para un buen proceso metabólico. Para terminar, consuma los carbohidratos más generosos que se ven reflejados en los postres.

La última recomendación al hacer cheat meal es hidratarse muy bien con agua para reducir el impacto que tiene el consumo de los alimentos procesados que contienen niveles altos en sodio, puesto que propiciarán la retención de líquidos que no permitirá un avance adecuado en el plan de entrenamiento. Y algo que es muy importante porque aquí sí aplica la idea de pecar y rezar para empatar: ese día en que usted cometa el pecado, debe ir al gimnasio a quemar la recarga adicional de energía que ha adquirido.

Mujer con un plato de comida saludable en una mano y en la otra un plato de comida rápida

¿Cómo se puede hacer un ‘cheat meal’ saludable?

No la vamos a satanizar porque, como se ha mencionado, la ‘comida trampa’ no es del todo negativa. Esta práctica también es considerada como una recarga necesaria tras la pérdida de calorías. Aunque usted esté en proceso de déficit energético es necesario que en algunas ocasiones se permita consumir cualquier tipo de alimento y esto no significa que sea obligatoria la ingesta de una hamburguesa ultra grasosa o de una pizza con demasiados ingredientes.

El cheat meal también puede ser consumir una gran porción de pasta con pollo o más harinas de las que acostumbra, ya que en realidad ese día de permiso es simplemente salirse de la dieta estricta ignorando las porciones que puede ingerir.

Beneficios del ‘cheat meal’

Cuando se sigue una dieta estricta se pierden o se incrementan algunos niveles hormonales que pueden ser contraproducentes para su salud. Una de las hormonas que se reduce es la leptina, que es la encargada de aumentar el gasto energético y por lo tanto se disminuye la necesidad de consumir alimentos de más.

Por otro lado, se aumenta la producción de cortisol que como consecuencia hará que se suba de peso más fácil, provocará que la presión arterial suba, saldrán estrías y se debilitan los músculos. El cheat meal funciona como un reseteo hormonal, por lo cual al hacerlo de manera periódica se regularán esos niveles hormonales.

Asimismo, una dieta restrictiva para muchos es una tortura, que al final lo único que logra es que no le guste la vida saludable y termine abandonando sus metas. Sin abusar y con una buena balanza que implica no descuidar su entrenamiento físico, permítase el cheat meal sin remordimientos.

*En colaboración con Smart Fit

cheat mealNutriciónEstilo de vidaFitnessVida saludablecheat meal beneficiosSmart Fit