¿El ejercicio lo estresa?

Estilo de vida

Tome nota: Actividades físicas perfectas para prevenir enfermedades

Por: soho.co

El ejercicio juega un papel importante en la búsqueda de un estilo de vida saludable.

6/7/2022

Empezar a hacer ejercicio es una práctica que muchas personas han adquirido en los últimos años. La pandemia obligó a muchos a continuar con sus rutinas de actividad física en casa y a otros comenzar a tener entrenamiento para no caer en sedentarismo.

De esta manera, la salud toma un papel protagonista a la hora de empezar a hacer ejercicio, por lo que encontrar un sistema de entrenamiento que le beneficie al cuerpo es una necesidad para muchos.

Wilmer Mosquera, especialista en entrenamiento deportivo y médico especialista en deporte de Smart Fit, destacó que la actividad física y el ejercicio activan múltiples efectos fisiológicos que benefician la salud de las personas.

“Se activa el metabolismo y el gasto de energía, lo cual genera la utilización de diversas fuentes energéticas entre las que se encuentran las grasas, evitando que ellas se acumulen en los lechos vasculares y disminuya el riesgo de padecer infartos en diferentes órganos del cuerpo; el flujo sanguíneo de todos los tejidos también mejora con el ejercicio, aumentando así la disponibilidad de oxígeno y nutrientes para las células, lo cual garantiza un mejor funcionamiento  y un incremento en la eliminación de residuos metabólicos tisulares”, explicó.

“Como respuesta al incremento de la demanda energética, las células musculares aumentan el número y el tamaño de las mitocondrias, lo cual trae como beneficio una mayor cantidad de energía disponible de forma permanente”, añadió.

Otro efecto importante para la salud en el ejercicio está dado por la facilitación del paso de la glucosa a las células musculares y hepáticas, controlando el nivel glucémico en quienes se ejercitan; si el ejercicio se mantiene durante más de ocho semanas, los  niveles de presión arterial también se verán disminuidos por el aumento de la vascularidad capilar periférica.

Diversos estudios comprueban una disminución en la activación de genes generadores de diferentes tumores en el cuerpo, como consecuencia de un ejercicio programado, repetitivo y crónico.

El médico especialista resaltó, sin embargo, que la actividad física y el ejercicio no son suficientes para mantener la salud de una persona, por el contrario, es importante acompañar estas prácticas de una dieta saludable, en la que exista un buen porcentaje de frutas y verduras, así como cantidades adecuadas de agua. Esta dieta debe ser balanceada en macronutrientes (proteínas, grasas saludables y los carbohidratos idealmente bajo índice glicémico).

El descanso es otro elemento importante y gran parte se fundamenta en un sueño reparador, más en días de no entrenamiento e, incluso, de espacios de tiempo adecuados entre los diferentes ejercicios de una rutina.

“Una actividad mental, positiva, productiva, tranquila y constante, complementa las medidas que idealmente deben acompañar al ejercicio para tener una salud adecuada”, destacó.

Los ejercicios que no pueden faltar para prevenir enfermedades

Ejercicios aeróbicos

Estos ejercicios incrementan la frecuencia cardiaca, la frecuencia respiratoria, la temperatura y la sudoración,  mejoran la biodisponibilidad de oxígeno y la eliminación de dióxido de carbono; mejoran el funcionamiento de la bomba cardiaca y el intercambio de gases a nivel alveolo capilar; mantienen el peso corporal y controlan los niveles de glucosa y de grasas saturadas a nivel vascular.

Ejercicios anaeróbico

Aportan fuerza y velocidad, se caracterizan por ser muy cortos, pero de alta intensidad. Aumentan la masa muscular y su metabolismo, complementando muy bien los ejercicios anteriores. Son responsables de una apariencia juvenil y vigorosa.

Ejercicios de flexibilidad

Mantienen y mejoran la movilidad de las diferentes articulaciones del cuerpo, ayudando a prevenir lesiones y garantizando un mejor rendimiento en competencia.

Core

Dan control y fuerza en el núcleo corporal (abdomen, pelvis y región para vertebral). Permiten ejecutar con técnica perfecta los ejercicios anteriores y demandan un alto gasto de energía, además, protegen el sistema nervioso central.

Ejercicios de coordinación y equilibrio

Desarrollan y activan el sistema nervioso central y periférico, mejoran el desempeño cognitivo y hacen parte de la medicina preventiva para evitar lesiones.

Ejercicios de reacción

Permiten relacionarnos mejor con el entorno teniendo respuestas rápidas y adecuadas de la vida cotidiana. Involucran la audición y la visión mejorándolas.

Todo lo anterior requiere de la participación de un profesional de la actividad física y el ejercicio para que se combinen de forma adecuada y se evalúen de forma permanente garantizando llegar a  las metas propuestas.

*En colaboración con Smart Fit

Ejercicio cardiovascularEjercicioGimnasioSalud